Pacem in terris   

Cruz de Abajo de El Madroño

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Santa Cruz de Abajo de Los Casares.

La exaltación de la Santa Cruz de Abajo de El Madroño tiene lugar el segundo fin de semana de julio, siendo una tradición muy arraigada en esta zona que, aunque durante muchos años dejó de celebrarse por las rencillas que suscitaba, fue recuperada en el año 1986.

Romería

Al celebrarse en pleno verano se disfruta de muy buen ambiente en el barrio de Los Casares, donde propios y ajenos se maravillan de lo peculiar de esta romería, en la que son espectadores de una serie de actos en el centro de los cuales se halla la figura de la Santa Cruz.

Estos acontecimientos se concentran en cuatro días pero el ambiente de fiesta y hermandad, entre aquellos que simpatizan y comparten la devoción por esta fiesta, se respira con más de un mes de antelación.

Viernes

Así, cada viernes, después de almorzar, los hombres se preparan para salir al campo a recoger el tradicional romero, arbusto del que se cogen cantidades importantes para que las bestias lo carguen al día siguiente.

Más tarde, las mujeres y niños se acercan hasta la puerta de la Iglesia de San Blas que, por cosas de la tradición, es el límite territorial que corresponde a la gente de Abajo. Allí esperan a los hombres del romero, a quienes se recibe con vítores y vivas mientras se cantan coplas dedicadas a la Cruz.

Fiestas de La Cruz de Abajo, El Madroño 3.JPG

Al anochecer se sube “La Calzá” para recoger a la Santa Cruz, que será acompañada por una banda de música mientras procesiona a hombros de sus hermanos. Con todo, será situada debajo del arco colocado al entrar en la calle de Los Casares y que en su honor se levanta, año tras año, para iluminarla a su paso.

Durante el recorrido se le dedican vivas y coplillas tradicionales mientras la Santa Cruz de Abajo continúa su procesionar hasta llegar a su capilla engalanada para recibirla.

Sábado

El sábado, que es el día grande en estas celebraciones, sobre las ocho y media aproximadamente se sale a recibir a las bestias “vestidas” para la ocasión con sus hatos bordados en oro; éstas serán acompañadas hasta la puerta de la capilla donde son presentadas, junto a sus jinetes, ante la Santa Cruz de Abajo.

Fiestas de La Cruz de Abajo, El Madroño 2.JPG

Acto seguido se procede a despedir a las bestias a la altura del parque de “El Palmar” y se va por el mozo.

El mozo o mayordomo, como manda la tradición, es un joven casadero que representa la pureza y la inocencia propia de la edad. Éste sale con el acompañante (mayordomo del año anterior), mientras es recibido con una lluvia de pétalos y vivas que mujeres y niños le profesan con emoción.

Llegado a este punto y siendo el momento de mayor intensidad en la Entrada del Romero, se va a por la moza, quién irá ataviada con la tradicional pamela y también será acompañada, al igual que en el caso del mozo, por la mayordoma del año anterior.

Así, los mozos se encaminan hacia la capilla, donde toman la bandera y la moza la presenta moviéndola de izquierda a derecha para terminar en el centro, lo que permite a los presentes disfrutar de la belleza de sus dos caras bordadas con oro fino. Esta bandera data del año 1947 y permanece en perfecto estado de conservación.

Posteriormente se recogen las bestias a la altura del parque de “El Palmar” que ya vienen cargadas de romero. En este momento, el mozo se monta en una de ellas y porta la bandera que le ofrece la moza y que moverá al igual que la moza hizo y hará en su momento.

Cruz de Abajo, el madroño 4.JPG
Cruz de Abajo, el madroño 5.JPG
Cruz de Abajo, el madroño 6.JPG

</gallery>

Es en este instante cuando todos se dirigen hacia la capilla de la Santa Cruz de Abajo, y será en la puerta de ésta cuando los mozos presentarán de nuevo la bandera, mientras se despide a los jinetes, a la espera de oír los himnos nacional y autonómico, al fin de los cuales la moza procederá a mover la bandera, para cuando ésta entre en la capilla poner fin a la Entrada del Romero hasta el próximo año.

Añadir que, tanto viernes, sábado, como el domingo, una vez finalizan los actos principales se abre el bar para degustar las tapas que son preparadas con mimo y esmero por las personas que durante el resto del año trabajan para que esta fiesta pueda celebrarse.

Durante estos días, además, pasadas las doce de la noche da comienzo el baile que será amenizado por música de orquesta.

Diana

Resaltar que cuando finaliza el baile el sábado, a las seis de la mañana, da comienzo la “diana” (tradición que tiene sus orígenes en el siglo XVII), en la que una banda de música alegra el amanecer a quienes aún siguen con ganas de fiesta y para aquellos que tengan hambre o sed, las puertas de las casas de los hermanos de la Santa Cruz de Abajo, se convertirán en punto obligado de paso para tomar unas copitas de aguardiente, un vaso de caldo, o comer pasteles y masa frita, ésta última elaborada artesanalmente por las mujeres de Abajo (rosas, roscos, pestiños, alfajor y piñonate).

Domingo

Ya el domingo se celebra, al atardecer, la misa de romeros en honor a la Santa Cruz de Abajo en la Iglesia de San Blas. En esta misa los protagonistas son los mozos y acompañantes que se engalanan, como en el día anterior, para sentarse frente al altar. Junto a ellos se sitúa la bandera de la Hermandad que será presentada por los mozos antes de comenzar la homilía y presidirá ésta.

Los actos sagrados que en la celebración se desarrollan serán resaltados por los cantos del coro rociero que año tras ano es fiel a esta cita para deleitar a los asistentes.

Lunes

El Lunes se celebra la tradicional cena de Hermandad delante de la capilla, y así se despiden las fiestas con sabor hasta el año que viene, si dios quiere.

Coplas y sevillanas

Fiestas de La cruz de Abajo, El Madroño 1.JPG

Las coplas y sevillanas que se cantan estos días serán diferentes en función de los actos de los que se trate, véanse los ejemplo de ellas que se exponen.


Sevillanas

Cada una está compuesta de cuatro partes. Aquí se citan algunas, pero las demás quedan a buen recaudo. La temática de estas canciones es variada, la primera que encontramos le canta a la recuperación de la Hermandad de la Cruz de Abajo en el año 1986, otras muestran lo que significa la figura de la Santa Cruz de Abajo para sus fieles, así como el orgullo que sienten cada año cuando sale a la calle y todos pueden admirar su belleza. Además, como es de recibo, cuentan también con sevillanas que relatan paso a paso los acontecimientos desde el viernes hasta el domingo, en las que se resalta la llegada a la ermita de la Cruz el viernes por la tarde, así como la figura de la bandera en la Entrada del Romero, o bien, la actuación del coro rociero durante la misa de romeros que como ya se comentó en su momento tiene lugar el domingo al atardecer.


I.-
Después de tanto tiempo
ha brotado tu retoño.
Por eso la Cruz de Abajo
vuelve a brillar en El Madroño.
Estribillo
Que triste estaba esta calle
Sin brillar este lucero.
Te llevamos en el alma
Cruz de Abajo que consuelo.
II.-
Que viva mi Cruz de Abajo
yo más no puedo quererte.
Quisiera ser el primero
para en mis hombros mecerte.
Estribillo
¡Ay que bonita cuando todos te llevan hacia tu ermita!
III.-
Como milagro del cielo
un día te apareciste.
Consuelo, paz y alegría
para nosotros tu fuiste.
Estribillo
Y mientras te están cantando
te miran con embeleso,
por ser Tú la más hermosa
que existe en el universo.
IV.-
Como la Blanca Paloma
nosotros te veneramos.
Eres Santa Cruz de Abajo
orgullo de tus hermanos.
V.-
Cuando llegó Santa Elena
y la Cruz de Abajo vio.
Esta es la Cruz de Cristo
que tanto he buscado yo.
Estribillo
Yo te canto y te lloro
al mismo tiempo te rezo.
Porque yo llevo muy dentro
tus sentimientos
VI.-
Cuando este viernes se abran
las puertas de tu capilla.
Dos ángeles desde el cielo
al mirarte se arrodillan
VII.-
Con nuestra hermosa bandera
salimos por el romero.
Ofreciéndote su aroma
a tus plantas lo ponemos.
VIII.-
Te ofrecemos Cruz de Abajo
esta misa de romeros.
Que a cantarte ha venido
este coro rociero.
Estribillo
Que hermosa estás
Santa Cruz de Abajo
Sobre tu altar


Coplillas tradicionales

Su función es engrandecer la figura de la Santa Cruz de Abajo a ritmo de las notas musicales del “Romerito”. Aquí se presentan algunos ejemplos, aunque la diversidad es bastante importante y cada año salen algunas nuevas.


“A la Santa Cruz de Abajo
dos ángeles la sostienen,
La quieren subir al cielo
por el mérito que tiene”
“Los angelitos decían
que es lo que brilla en la Tierra,
Es la calle Los Casares
que ha aparecido una estrella”
“Que bonita está la Cruz
que hay en la calle de Abajo,
Tan bonita que parece
que del cielo ha bajado”
“Que triste estaba esta calle
sin brillar este lucero,
Parece que le faltaran
las estrellitas al cielo”



Entradas relacionadas

Especial:Contributors/Cruz de Abajo de El Madroño

Valora este artículo

3.5/5 (10 votos)