Acólito

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Acólito con vara y libro en la procesión del Corpus de San Isidoro de Sevilla.

En el argot cofrade, acólito es la persona que ayuda en las celebraciones en el interior de las iglesias, y que en las procesiones, tanto de penitencia como de gloria, se sitúan inmediatamente delante del paso y van a su servicio, resaltando con su presencia su carácter religioso.

Suele destacar en ellos su especial seriedad y la riqueza y el colorido su vestimenta, diferente y característica para cada Hermandad.

Funciones

En sus funciones más habituales, y dentro de un cortejo procesional, el cuerpo de acólitos es el encargado de portar los ciriales, unas altas varas de metal labrado con un cirio corto en su parte superior, y también los inciensarios.

El grupo va dirigido por otro acólito de mayor grado, el pertiguero, que situado en el centro de los ciriales y revestido con un ancho pectoral metálico, marca con golpes de su vara en el suelo el momento en el que se inicia la marcha o se detienen los acólitos ceroferarios.

Acólitos de la Trinidad de Sevilla, portando el del centro el pabellón basilical.

En el cortejo procesional el cuerpo de acólitos puede portar también algunas insignias, y en general cumplen muy diversas funciones, por lo que algunos reciben distintos nombres específicos.

Así, por ejemplo, se conoce como:

  • acólito cruciferarios: es el que porta la Cruz Parroquial.
  • acólitos ceroferario: son los encargados de llevar cada uno de los ciriales.
  • acólito turiferario: se encarga de llevar los incensarios o también la naveta.
  • acólito pertiguero: situado en el centro, con su golpe de péretiga en el suelo dirige a los ceroferarios en su caminar.
  • acólito auxiliar: ayuda, llevando los carboncillos.

Bibliografía

Especial:Contributors/Acólito

Valora este artículo

3.0/5 (2 votos)