Via Crucis Cervantino

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

En 1916 Luis Montoto y Rautenstrauch, Cronista Oficial de la Ciudad de Sevilla, propuso al Ayuntamiento un homenaje especial a Miguel de Cervantes con ocasión del tercer centenario de su muerte. Consistió en una serie de 17 placas de azulejos, realizados por la fábrica de Mensaque, repartidos por toda la ciudad. Se colocaron en lugares de Sevilla que son citados en varias de las obras, como las Novelas Ejemplares, de Cervantes.

La colección de azulejos fue bautizada humorísticamente como "Via Crucis Cervantino" por el periodista Juan Lafita, que en aquel entonces era director del Museo Arqueológico.

Galería de imágenes

Todavía hoy se conservan, como se pueden ver en la siguiente galería:

Coloquio de Cipión y Berganza

El rufián dichoso

La española inglesa

Rinconete y Cortadillo

Enlaces externos

  • Julio Domínguez Arjona tiene dos galerías de fotos, en las que incluye junto a cada placa de azulejos el texto literal cervantino donde se citan los lugares sevillanos:

Especial:Contributors/Via Crucis Cervantino

Valora este artículo

  • Actualmente2.73/5

2.7/5 (11 votos)