Calle Sierpes (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Calle Sierpes de Sevilla. Verano de 2008.

La calle Sierpes es el nombre de una tradicional y concurrida calle comercial de Sevilla.

Siendo conocida por todos los sevillanos, se sitúa en el centro de la ciudad, comenzando en la Campana y terminando en la plaza de San Francisco, donde a su vez se halla el Ayuntamiento, tiene unos 400 metros de longitud.

La calle, peatonal, está llena de comercios, reconocidas confiterías, cafeterías, y tabernas, por lo que siempre hay sevillanos, forasteros y extranjeros transitándola, de compras o aprovechando su tiempo de ocio. También pueden encontrarse estatuas humanas, mimos, músicos, pintores e incluso mantas de improvisados vendedores ambulantes.

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, se colocan toldos a la altura de las azoteas, quedando ésta, y otras calles próximas, completamente entoldadas, lo que produce una sensación de alivio, al tiempo que resguarda del calor a los viandantes.

En realidad, y en la actualidad, aunque sustenta el nombre, la importancia de Sierpes se diluye entre la totalidad de las calles que conforman el Centro de Sevilla, ya que al estar en gran parte peatonalizado, constituye un espacio comercial muy atractivo para ciudadanos y visitantes.

Recorrido histórico

Desde el s.XIII fue conocida como calle de "la Sierpe"; a fines del s.XVIII empieza a hacer su aparición en la forma plural, de "las Sierpes". En la segunda mitad del s.XIX, coincidiendo en esto con otros muchos topónimos, comienza a verse afectada por un proceso de pérdida del artículo, quedando en la forma actual, "Sierpes", aunque durante dicha centuria subsisten las dos variantes.

Sobre el significado del nombre, la versión más antigua conservada es la que ofrece L. Peraza (Historia de Sevilla), que escribe en el s.XVI, es decir, casi tres siglos después de la aparición del nombre, “llamáronla así por una quijada, que dicen ser de sierpe, que está colgada en un mesón que está en medio de la calle, el cual, por la quijada, llaman de la Sierpe".

En el s.XIX, mientras Próspero Merimée lo relaciona metafóricamente con las vueltas que, a manera de serpiente, dice tener la calle, que claramente nunca lo tuvo, hace su aparición la segunda versión que ha llegado hasta la actualidad, se atribuye su denominación a un caballero Gil de Sierpe, en cuyo nombre no se ponen de acuerdo los autores, que allí tuvo su residencia tras la conquista de la ciudad, sin embargo, estos apellidos no se encuentran en el “libro de Repartimiento”.

en el siglo XIX también se empezó a decir que desde la Reconquista de la ciudad por Fernando III en el siglo XIII la calle vino a bautizarse como Espaderos, por tener allí su hospital y su hermandad los fabricantes de espadas, pero en toda la documentación de la época no ha aparecido este topónimo ni en una sola ocasión.

En esta calle, en la confluencia con la calle Rioja, estuvo hasta 1840 la Cruz de las Sierpes (mal llamada "de la Cerrajería", error muy común), que se trasladó al Museo de Bellas Artes, y luego trasladada a la plaza de Santa Cruz de Sevilla. Datos publicados por J. Palomero Páramo y F. M. Delgado Aboza

Su condición de vía estrecha es reflejada en la cartografía histórica, particularmente en algunos tramos como el comprendido entre Sagasta y Cerrajería, pero no ocurre así con su calificación de sinuosa, a pesar de la frecuencia con la que se ha querido explicar su denominación en función de un supuesto trazado serpenteante.

Será a mediados del s.XIX cuando se acometa su alineación y ensanche; de 1854 data un primer proyecto de alineación, que es seguido por otros varios, bien parciales o que afectan al conjunto de la calle, en la década de 1860, en 1873, 1890, 1911, 1926-1931, y 1941. Actualmente es una calle relativamente larga y rectilínea, pero de desigual anchura, que presenta frecuentes entrantes y salientes, sobre todo en la acera de los impares, al no haberse llevado a término los proyectos de alineación.

Todavía a finales del s.XVIII eran vertidas libremente aguas fétidas en Sierpes, que corrían hacia la Campana; en 1850 fue aprobada la construcción de un primer trozo de cloaca, desde ésta a la actual Pedro Caravaca; pero no sería definitivamente completada hasta 1876-78.

Hay noticias del enladrillado de esta calle desde 1522; desde finales de la misma centuria se indica que debe ser enladrillada o empedrada y en 1597 se empiedra por vez primera. La procesión del Corpus Christi era siempre ocasión para que se limpiara y empedrara la calle. En 1844 hay una propuesta de utilizar un empedrado especial. En 18S2 se acordó que se empedrase "de cuñas”, y más tarde con losas de Canarias (1854) y losas de Tarifa (1859); es adoquinada en 1892 y cubierta con una capa de cemento en 1904; tras sucesivas reparaciones a lo largo de la primera mitad del s.XX, en 1948 se acordó una nueva pavimentación de losetas de cemento con bandas rojas y negras; por último, en 1973, tras ser renovadas las instalaciones de agua, alcantarillado, teléfono, gas y electricidad, fue dotada con una pavimentación de losetas en tonos rojizos, grisáceos y blancos formando dibujos geométricos.

Fue dotada con farolas de gas en 1854, renovadas en 1888; en 1894 se colocaron de forma excepcional focos eléctricos durante los días de Semana Santa. Desde 1851 se han ido colocando, aunque no siempre, toldos para evitar el sol/calor del verano

Por lo que se refiere a las actividades que a lo largo de los siglos se han desarrollado en esta calle, las relacionadas con el comercio y la producción son las primeras en aparecer, pues los documentos más antiguos, del s.XIII y primeros años del XIV, se refieren a tiendas y almacenes. En el siguiente hay noticias de personas que son multadas por sacar sus mesas y tableros de trabajo a la calle, estorbando el tránsito por ella; y a fines del mismo debían tener sus talleres la mayor parte de los espaderos y freneros, y bastantes herreros, ya que es donde se pregonan las ordenanzas de los respectivos oficios. En los siglos XVI y XVII se encuentran artesanos del calzado (zapateros y “xervilleros"), guarnicioneros y talabarteros, espaderos y cuchilleros, cerrajeros e impresores, algunos de naipes. Según ordenanzas del s.XVIII, era una de las calles en las que los plateros podían tener talleres, en el tramo hasta las Cuatro Esquinas; a comienzos del mismo se alude a las dependencias del estanco de la pólvora. En el s.XVIII se produce un cambio, el aparente predominio de las artesanales será sustituido por el comercio, los viajeros extranjeros que vienen a Sevilla desde las primeras décadas del s.XIX resaltan su condición de centro comercial.

Con el movimiento de personas que generaba, adquirió gran importancia la hostelería, así varias fondas y hoteles acogían a los visitantes. También comenzaron a proliferar a partir del s.XIX los casinos y círculos recreativos, culturales, sociales o políticos.

Ya en 1851 se la denomina como la calle más importante de la ciudad.

Miscelánea

Mapa de situación

Vídeos de la calle

Nombre de la vía: Calle Sierpes (I)
Empieza en: Calle Campana
Termina en: -
Calles afluentes (Izqda): -
Calles afluentes (dcha): -
Puntos de interés en el video: -
Barrio: -


Nombre de la vía: Calle Sierpes (II)
Empieza en: -
Termina en: Plaza de San Francisco
Calles afluentes (Izqda): -
Calles afluentes (dcha): -
Puntos de interés en el video: -
Barrio: -


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en español bajo la licencia CC-by-sa.

Especial:Contributors/Calle Sierpes (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente2.62/5

2.6/5 (13 votos)