Pacem in terris   

Parador Nacional de Carmona

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista de uno de los patios del Parador de Carmona.

El Parador Nacional de Carmona es un edificio histórico de esta localidad de Carmona, antigua fortaleza, hoy reconvertida en instalación de hostelería e incluida en la Red Nacional de Paradores de España.

Historia

El recinto que hoy ocupa el Parador de Carmona es un espacio que aparece como resultado del paso de gentes y civilizaciones muy diferentes entre sí, que en mayor o menor medida han dejado aquí su huella.

En este mismo suelo vivieron fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, árabes, judíos y cristianos, todos ellos unidos por el especial valor estratégico de esta localidad y en especial de este lugar elevado, convertido en fortaleza inaccesible y fuertemente protegida gracias a su orografía, bien dotada de defensas naturales.

De los tres alcázares que tuvo Carmona junto a la muralla que la rodeaba, aquí se ubicó el denominado Alcázar de Arriba, por estar situado en el terreno más elevado de la ciudad, y también se le conoce como Alcázar del Rey don Pedro, conocidos para unos como El Cruel y para otros como El Justiciero. Emplazado al oeste de la ciudad amurallada, se supone que aquí estuvo la primitiva acrópolis del asentamiento turdetano y púnico.

Acceso al interior del Parador.

Aunque carmona tuvo gran importancia durante la época romana, fue en tiempos del islám, convertido en sede sucesiva de gobernadores y reyes de Taifas, cuando el alcázar tomaría una forma más completa, algo similar a la que hoy presenta. Y sobre todo tras la reconquista, cuando Pedro I toma el alcázar como residencia favorita, mandándolo arreglar por los mismos maestros que trabajaron en los Reales Alcázares de Sevilla.

Tras varios siglos de inercia y abandono, fue la Sociedad Arqueológica de Carmona la que, a finales del siglo XIX, decide ocuparse de su reconstrucción, en una serie de obras que acabarían transformando el alcázar en el actual Parador de Turismo, inaugurado por los reyes de España en el año 1976.

Parador

Emplazado en la calle Alcázar y con Código Postal 41410, el Parador de Carmona cuenta con unas hermosas estancias donde han sido reconstruidos la arquitectura y el sabor medieval que tuvo en su época de mayor esplendor.

Vista de la vega sevillana desde la terraza de la cafetería.

Se accede al edificio a través de la que fuera su Plaza de Armas, un enorme patio de planta rectangular en cuyo frente se abre la puerta de entrada principal al interior del Parador. De hueco muy ancho y adintelada, sobre esta puerta figura una gran cerámica donde se muestra un escudo sostenido por dos leones.

De ese interior destacan algunas de sus salas, como el llamado Salón Bermejo, decorado con tapices y numerosas antigüedades. De gran belleza arquitectónica es el patio existente junto a la cafetería, de planta cuadrada y rodeado por galerías de arcos de ladrillo visto, peraltados y de medio punto separados por alfices, que se apoyan sobre esbeltas columnas de mármol blanco. El centro de este patio queda presidido por una fuente redonda de taza baja que se emplaza sobre un marco cuadrado rehundido en un pavimento que también es de ladrillo visto y que se combina con tramos de mármol rodeados por cenefas de cerámica.

Otro de los encantos de este parador son sus jardines, que bajan escalonados a través de la fuerte pendiente sobre la que se eleva el muro del fondo. En esta zona se encuentra la terraza de la cafetería, desde donde las vistas de la vega de Sevilla son espectaculares, así como la piscina del parador, entre otras instalaciones de interés.

Mapa de situación

Entradas relacionadas

Bibliografía

Especial:Contributors/Parador Nacional de Carmona

Valora este artículo

3.0/5 (6 votos)