Antonio Susillo

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Velázquez, obra de Antonio Susillo, en la "galería de sevillanos ilustres" del Palacio de San Telmo de Sevilla.

Antonio Susillo (Sevilla; n. 18 de abril de 1857 - † 22 de diciembre de 1896).

Biografía

Hijo de una modesta familia de aceituneros, su talento fue descubierto por el pintor José de la Vega, quien le imparte sus primeras lecciones de dibujo.

En vida gozó de una importante fama como escultor, hasta el punto de que la propia reina Isabel II llegó a visitar su taller adquiriendo algunas obras de juventud.

Comienza su vida profesional con algunas esculturas de estilo clásico, como son la denominada Bajo la esfinge, o La madre hebrea, un bajorrelieve realizado en yeso; incluyendo en su etapa parisina algunas obras entre las que figuran dos bajorrelieves sobre San Antonio de Padua, adquiridos por la reina.

Cultiva los tipos de esculturas de grandes proporciones y el busto, llegando a alcanzar notable fama con el conjunto denominado El grito de Independencia.

También trabaja el tipo costumbrista, como se prueba en en sus bajorrelieves titulado En la Macarena o El Cuento de Ánimas, destacando también en el retrato, como los realizados para el General Polavieja y el Duque de Alba, por lo que el Ayuntamiento de Sevilla le encarga el monumento a Luis Daoiz, actualmente en situado la Plaza de la Gavidia de esta ciudad.

En temas de inspiración becqueriana realizó un bajorrelieve en barro cocido que denominó Volverán del amor en tus oidos.

Sin duda uno de sus trabajos más importantes y conocidos de Susillo lo representa la serie de doce esculturas para Personajes Ilustres sevillanos que realizó en 1895 por encargo de los Duques de Montpensier, y que figuran sobre la balaustrada de la puerta de coches del Palacio de San Telmo, imágenes que representan a personajes tan ligados a la cultura sevillana como son Juan Martínez Montañés o Miguel Mañara.

No conserva Susillo ninguna obra de imaginería en su tierra, al parecer como consecuencia de un cierto rechazo generalizado dentro del mundo cofrade en aquellos tiempos, cuando se debate entre el conservadurismo y la innovación. No obstante realizó distintas esculturas de tipo religioso, como son los bajorrelieves que representan la muerte de San Juan Crisóstomo o el conocido como Al toque de maitines, realizados en barro cocido; y destacando entre todos su Cristo de la Miel (1880), pleno de dramatismo realista, que se levanta sobre la tumba del malogrado imaginero en el Cementerio de San Fernando.

Entre sus discípulos más conocidos está Antonio Castillo Lastrucci.

Antonio Susillo murió con solo 39 años de edad.

Bibliografía

  • Escultura e Imaginería, Daniel Pineda Novo. En: Cosas de Sevilla. Editado por el Grupo Andaluz de Ediciones. Sevilla, 1981.

Entradas relacionadas

  • Palacio de San Telmo, donde se incluye la relación completa de la Galería de Personajes Ilustres de Sevilla, obra de Antonio Susillo.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Antonio Susillo

Valora este artículo

  • Actualmente3.27/5

3.3/5 (11 votos)