Rutas de senderismo en Gilena

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Rutas de senderismo en Gilena.

Rutas de senderismo y BTT

Es uno de los aspectos más desconocidos de Gilena.

Cuando empieza el buen tiempo y las tardes son más largas, muchos practican el noble deporte de andar. Pero normalmente encaminándose hacia la zona de la Ribera, pocos cambian su recorrido y miran hacia la zona norte, hacia las sierras.

Además de practicar deporte, se puede respirar aire puro, relajarse del estrés acumulado día a día, conocer los bosques de pinos, chaparros y almendros, con la flora y fauna típicas del clima mediterráneo.

Para que se puedan conocer y disfrutar de sus espléndidos paisajes, el Ayuntamiento ha señalizado cuatro rutas para practicar tanto el senderismo, como la bicicleta de montaña.

A través de estrechas veredas se puede caminar en fila india a través de otras muchas más rutas.


  1. En dirección a la Cañada de Villalobos (calle Silencio-el Ojo), se llega a una zona de descanso desde donde parten dos rutas. Una es la Ruta Amarilla o de la Acebuchosa, de una longitud de 6 kilómetros, que incluye un mirador desde el que se puede observar gran parte de la Campiña sevillana.
  1. La otra es la Ruta Roja o de las Llanadas, con una distancia de 5 kilómetros, en la que podemos conocer restos de explotaciones agropecuarias: rozas, eras, chozas y cercados para el ganado.
  2. Si tomamos una nueva dirección, la del camino del Polvorín, estamos iniciando la Ruta Azul o la de Juncarejo, de 7,5 kilómetros. En un momento de su recorrido podemos disfrutar de un silencio y una paz impresionantes.
  3. Por último si nos dirigimos al camino de la Cañada Honda, podremos emprender la Ruta Verde o de la Cañada Honda, de 5 Kilómetros de veredas. Es una ruta muy paisajística en la que podemos admirar esta cañada desde varios puntos de vista.


Ruta 1

Itinerario

Partiendo de Gilena, por la carretera Gilena – Estepa, accedemos al camino del Cerro del Moro, el cual nos llevará al cruce con el camino de la Cañada Honda. Este camino nos guía hacia una vía forestal. Siguiendo nuestro trayecto, cogeremos el sendero que discurre por el Tajo de la Higuera, en la ladera de la Sierra con su mismo nombre. Posteriormente ascenderemos hasta enlazar con el Sendero del Tajo Atanores.

En este punto nos podemos parar para disfrutar aún más del paisaje, fauna y vegetación, y es por esto por lo que se ha decido ubicar aquí el MIRADOR SUR-SUROESTE, desde el que se pueden tener unas buenas vistas de Gilena, la Cañada Honda, Sierra de Morón, Sierra del Tablón de Olvera e incluso Grazalema.

Volviendo de nuevo al sendero, esta vez en sentido descendente, discurriremos por una linde entre terrenos forestales y agrícolas (constituidos básicamente por olivar). Si seguimos por el sendero, llegamos al cruce del camino Estepa – Pedrera, y siguiendo la señalización hacia la derecha, conectamos de nuevo al municipio de Gilena, al punto de partida, dando por finalizada la ruta.


Descripción

  • Longitud de la ruta: 5200 m.
  • Grado de dificultad: Senderismo: medio
  • Bicicleta todo terreno: medio-alto. Predomina la técnica, sobre el esfuerzo.


Atractivos de la ruta

  • Deportivos: son rutas cuya peculiaridad no es la longitud de la misma, sino la posibilidad de poder enlazar diferentes rutas para recorrer mayores trayectos, aunque sin olvidar nunca el esfuerzo físico que requiere estas rutas, y que sumado a la técnica necesaria para estos recorridos, hace que multipliquemos por dos, las longitudes de las diferentes rutas.
  • Históricos- culturales: Tajo Atanores: desde el discurrir del sendero por el tajo, podemos pararnos a observar restos de sillares (sigiladas, tégulas, restos de vacijas, etc.) en la zona del antiguo asentamiento del poblado romano perteneciente al Alto Imperio (S. I a.C. hasta S. I d.C.) y como no, dejar correr la imaginación y observar el Acueducto de Atanores, desde la sierra hasta el poblado romano.
  • Fauna-Paisajísticos: Aves rapaces: aguilucho cenizo, ratonero común, milano real, milano negro, cernícalo primill. Aves nocturnas: bufo real, autillo, lechuza. Colonias de jilgueros, verderones y piquituertos.

Con valor paisajístico, se puede nombrar que desde diversos puntos del recorrido se puede observar La Laguna de Fuente de Piedra, La Sierra de Ronda, Sierra Nevada, El Torcal, etc...


Ruta 2

Itinerario

Partiendo desde el municipio de Gilena, a pocos metros, accedemos al camino del Cerro del Moro, girando hacia la derecha en el primer cruce de caminos, enlazamos o conectamos con el camino Estepa – Pedrera. Avanzando en la marcha nos encontramos con un nuevo cruce de caminos, que en su parte izquierda nos adentrará en una zona de pinares hasta llegar a la zona del Plantero dentro del Cerro de Atanores. En esta zona podemos descansar y reponer energía, a la vez que disfrutaremos de las vistas de nuestro municipio desde una altura de 650 m sobre el nivel del mar y del Paraje Cañada Honda. También se puede observar la Era empedrada, donde se echaba la parva de cereal, se pateaba, trillaba, aventaba y se recogía el grano.

Continuando por senderos entre zona forestal y monte bajo, atravesaremos La Rosa del Nardo (pequeñas superficies cultivables dentro del monte, que eran explotadas antaño por los agricultores y ganaderos). Llegados a este punto, se podría situar el MIRADOR DEL TAJO DE LA CULEBRA, con vistas sur-sureste sobre los municipios de Fuentepiedra, Ronda y Sierra Nevada.

Giramos hacia la izquierda, bajando hacia el Tajo de la Higuera, donde desembocamos en un lugar desde el que también se puede de disfrutar de vistas sobre la Cañada Honda y zonas más alejadas del municipio de Gilena y a su vez de la Sierra de Becerrero de Estepa. Seguiríamos bajando hasta enlazar con el sendero Tajo de la Higuera perteneciente a la Ruta 1, que nos conduce de nuevo al municipio por los recorridos de ida o vuelta de la mencionada Ruta 1.


Descripción

  • Longitud de la ruta: 7700 m.
  • Grado de dificultad: Senderismo: alto.
  • Bicicleta todo terreno: alto. Predomina la técnica.


Atractivos de la ruta

  • Deportivos: son rutas cuya peculiaridad no es la longitud de la misma, sino la posibilidad de poder enlazar diferentes rutas para recorrer mayores trayectos, aunque sin olvidar nunca el esfuerzo físico que requiere estas rutas, y que sumado a la técnica necesaria para estos recorridos, hace que multipliquemos por dos, las longitudes de las diferentes rutas.
  • Históricos- culturales: Rosa del Nardo: pequeñas superficies de cultivo explotadas antaño por los agricultores y ganaderos. Era: zonas para sacar grano de las parvas.
  • Fauna-Paisajísticos: además de las aves mencionadas anteriormente, también se puede mencionar la existencia de especies cinegéticas: perdiz roja, codorniz, tórtola, zorzal, conejo, liebre; y de reptiles: culebra de escalera, culebra de herradura, culebra viperina, culebra bastarda, culebrilla ciega, lagartija colilarga, ibérica, lagarto ocelado.

La Ruta 2 se puede considerar de interés paisajístico en su totalidad, debido a las espectaculares vistas panorámicas que incluye a lo largo de todo su recorrido.

Ruta 3

Itinerario

Partiendo de Gilena, por la carretera Gilena- Estepa, a pocos metros accedemos al camino del Cerro del Moro hasta desembocar al cruce con el camino Cañada Honda. Tomando este camino enlazaremos con una vía forestal que desemboca justamente al sendero de la Vaguada, que discurre sobre la via pecuaria hacia la Sierra de Becerrero. En dirección ascendente nos encontraremos con el MIRADOR DE LA LADERA DE LAS FLORES, con una altitud de 777 m sobre el nivel del mar y desde el que se pueden observar los municipios de Fuentepiedra, Ronda y Sierra Nevada, y un poco más adelante se puede disfrutar divisando al completo el macizo de la Sierra del Becerrero de Estepa y de la Sierra de Gilena, el pinar de nuestra sierra, junto con su característica vegetación basada en esparragueras, palmito, majuelo, cornicabra, lentisco, retama, matagallo, tomillo, esparto, gamón, aulaga,...

Una vez recuperadas la fuerzas, seguimos bajando por el sendero, hasta llegar al paraje conocido como Cañón de la Marquesa, el cual lo atravesamos hasta llegar a la carretera A-490, cruzándola a la altura del paraje El Portichuelo.

En este tramo haremos otra parada para girarnos y así poder observar los restos de una Antigua Calzada Romana, que discurre a lo largo de poco menos de un kilómetro en sentido paralelo a la actual carretera y no muy distante a ella. Todo apunta a que dicha calzada formó parte del “Itinerario Séptimo de Antonino”, que unía Córdoba y Cádiz.

Volviendo de nuevo al itinerario, nos reencontramos con un sendero fácil de disfrutar por su bajada hacia el Cerro del Martillo, enlazando con el camino de Cañada de Villalobos que nos conduce en su recorrido hasta el punto de partida en el municipio.

Descripción

  • Longitud de la ruta: 8200 m.
  • Grado de dificultad: Senderismo: medio-alto.

Bicicleta todo terreno: medio-alto. Predomina la técnica sobre el esfuerzo.

Atractivos de la Ruta

  • Deportivos: son rutas cuya peculiaridad no es la longitud de la misma, sino la posibilidad de poder enlazar diferentes rutas para recorrer mayores trayectos, aunque sin olvidar nunca el esfuerzo físico que requiere estas rutas, y que sumado a la técnica necesaria para estos recorridos, hace que multipliquemos por dos, las longitudes de las diferentes rutas.
  • Históricos- culturales: Calzada Romana: restos de la Antigua Calzada Romana, probablemente incluida en el “Itinerario Séptimo de Antonino.
  • Fauna-Paisajísticos: Aves rapaces: aguilucho cenizo, ratonero común, milano real, milano negro, cernícalo primill. Aves nocturnas: bufo real, autillo, lechuza. Colonias de jilgueros, verderones y piquituertos.

En cuanto a flora, cabe destacar la gran variedad de especies herbáceas de gran belleza que surge espontánea en distintas épocas del año como: distintas especies de orquídeas del género Ophrix, Múscaris, etc...

Y con valor paisajístico, mencionar las vistas panorámicas desde los miradores para disfrutar del entorno y recuperar fuerzas durante el recorrido.


Ruta 4

Itinerario

Comenzamos en el municipio partiendo desde el camino Cañada Villalobos que discurre por terrenos agrícolas y lo dejamos al adentrarnos en el monte por el sendero hasta la zona conocida como Campamento de los Moros, desde donde podemos acceder, atravesando un cerrado de ganado hecho a base de piedras, al denominado MIRADOR DE GILENA, y desde el que podemos observar el pueblo de Gilena al completo, e incluso gran parte de la comarca y también las vistas observables desde el ya mencionado MIRADOR SUR-SUROESTE de la Ruta 1.

Dentro del cerrado del ganado por el cual accedíamos al mirador, podemos apreciar una vereda delimitada con piedras, que enlaza con el camino del Diablo, el cual nos conduce hasta el Manantial del Ojo de Gilena.

Volviendo de nuevo al sendero, y mientras disfrutamos, al igual que en todo el recorrido de la compañía y los cantos de la fauna avícola de nuestra sierra (jilgueros, verderones, camarín, piquituertos, etc.), podemos observar algunos anidamientos de Búho Real y Mochuelo Común. Continuando por el sendero, llegando casi al límite del término, con dirección Suroeste y hacia el camino del Morralejo, ubicado sobre la Vereda Real Écija-Ronda, nos encontramos con la señalización del MIRADOR DE LA ACEBUCHOSA, que puede ser visitado. Aunque el acceso presenta una cierta dificultad, merece la pena el esfuerzo para poder gozar de unas hermosas vistas de Gilena y términos comarcales, pudiéndose llegar a apreciar en días despejados hasta la localidad de Écija. También se encuentra en el mismo mirador un Punto Geodésico del Ejército.

Podemos apreciar restos arqueológicos de origen romano, y también se puede visitar por su cercanía el conocido Tajo Pompeyo, cuyo nombre se pierde en los anales de la historia, pudiendo haber sido refugio de las tropas de Pompeyo en su camino hacia Urso.

Regresando por el mismo sendero, y una vez repuestas las fuerzas, continuamos hacia la derecha por la Vereda Real Écija-Ronda por el denominado Paraje Cañalizo, hacia el municipio de Gilena.

Descripción

  • Longitud de la ruta: 5000 m.
  • Grado de dificultad: Senderismo: alto.

Bicicleta todo terreno: alto. Predomina tanto la técnica como el esfuerzo.


Atractivos de la Ruta

  • Deportivos: El tramo para acceder al mirador de la Acebuchosa, requiere mucha técnica, por lo demás, son rutas cuya peculiaridad no es la longitud de la misma, sino la posibilidad de poder enlazar diferentes rutas para recorrer mayores trayectos, aunque sin olvidar nunca el esfuerzo físico que requiere estas rutas, y que sumado a la técnica necesaria para estos recorridos, hace que multipliquemos por dos, las longitudes de las diferentes rutas.
  • Históricos- culturales: Cerrado para ganado: era un cerrado construido con piedras para cerrar el ganado. En su interior, podemos observar una era de forma circular casi perfecta, que se destinaba para sacar grano de las parvas.
  • Fauna-Paisajísticos: Aves rapaces: aguilucho cenizo, ratonero común, milano real, milano negro, cernícalo primilla. Aves nocturnas: bufo real, autillo, lechuza. Colonias de jilgueros, verderones y piquituertos. En el Tajo Pompeyo, hay una cueva, que sirve de refugio a zorros.

En cuanto a la flora, es de destacar la espectacular floración de los almendros existentes en el cerrado para el ganado, durante los meses de enero a marzo.

Y con valor paisajístico, mencionar las vistas panorámicas a lo largo del recorrido.


Consejos breves para el senderista

Para poder practicar senderismo, se debe llevar un equipo mínimo para no sufrir ningún percance:

  • Elegir un calzado adecuado, botas o zapatillas especiales.
  • Ropa cómoda, chándal, camiseta.
  • Gorra, gafas de sol, impermeable…
  • Mochila a la espalda, para guardar la ropa que sobre, la botella de agua o zumo, el móvil, algo de comida y un pequeño botiquín.
  • Un bastón o vara de senderista para el que le guste.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Rutas de senderismo en Gilena

Valora este artículo

  • Actualmente3.22/5

3.2/5 (9 votos)