Fiestas de la Divina Pastora de las Almas (Cantillana)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Fiestas de la Divina Pastora de las Almas de Cantillana.

El 8 de septiembre procesiona la Divina Pastora y la ultima semana de septiembre es la romeria.

Fiestas de la Divina Pastora

En septiembre, tienen lugar las fiestas de la Divina Pastora de las Almas, declaradas de interés turístico nacional; para ellas, el pueblo entero se engalana con banderas nacionales, arcos de triunfo… comienzan el 31 de agosto con la denominada “entrada de septiembre” en la cual se traslada la imagen de la Divina Pastora desde su camarín al altar mayor de la Parroquia, seguidamente se canta el himno Pastoreño y en la plaza del llano tiene lugar un toro de fuego y una velada musical.

La novena que comienza el primer sábado de septiembre se celebra en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (Cantillana) ante la Divina Pastora situada en el “risco”.

El risco es una de las peculiaridades de estas fiestas, es un altar bucólico del siglo XVIII, propio de la advocación pastoreña siendo el único lugar del mundo que lo mantiene esta parroquia de Cantillana. Se trata de un monte a base de corcho, lentisco y flores, donde se sitúa la bellísima imagen de la Divina Pastora, los diversos elementos del risco están llenos de simbolismo.

En los días principales de las fiestas recorren las calles de Cantillana varias parejas de señoritas con huchas de plata pidiendo limosna para la virgen, son las llamadas “demandantas”, la mujer tiene especial importancia en estas fiestas, pues la Hermandad de la Divina Pastora estuvo regida por señoras hasta época relativamente reciente, 1980.

La enorme cantidad de cohetes que se queman en estas fiestas y las prestigiosas bandas de música que en ellas participan son otras características que hacen que miles de personas lleguen a Cantillana durante estos días, pues la fama de estas fiestas se extiende por toda la región.

El día 7 de septiembre, tras la novena, tiene lugar el santo Rosario de Hermanas, en el cual mas de cuatrocientas señoras luciendo la clásica mantilla española acompañan el simpecado de la Divina Pastora por las calles del pueblo. La organización de éste es prácticamente igual que en sus orígenes en el siglo XVIII, aunque con el tiempo se ha suprimido el rezo del rosario y dos bandas de música acompaña el cortejo.

El día principal de las fiestas pastoreñas, es el 8 de Septiembre. Al amanecer del día, el estruendo de miles de cohetes y la diana de las bandas de música despierta a los cantillaneros que con sus mejores galas de dirigen a la parroquia para asistir al función principal de Instituto a la que asisten todas las autoridades del pueblo. Durante todo el día el ambiente festivo se respira por todo el pueblo y la iglesia permanece abierta mientras que miles de personas se acercan a venerar a la Divina Pastora en su paso.

A las diez de la noche, rodeada de miles de devotos, la Divina Pastora recorre en triunfal procesión de gloria las calles de su pueblo entre la devoción desbordada de los pastoreños, En la calle Martín Rey la Virgen es despojada de su sombrero bajo una lluvia de pétalos de rosas y suelta de palomas, fuegos de artificio y la explosión de júbilo del pueblo pastoreño. Esta procesión de la Pastora Divina supone horas muy intensas, viviéndose con apasionado fervor.

El ultimo día de la novena tiene lugar una procesión Eucarística y sale nuevamente desde la parroquia, como mandan las reglas, el rosario de hermanas, al regreso al templo se canta el himno pastoreño. Con la entrada del Rosario en la parroquia finaliza la primera parte de estas fiestas pastoreñas de Cantillana, declaradas fiesta de interés turístico nacional de Andalucía y que duran toda la primera quincena de septiembre.

Romería

Pero septiembre se cierra con la incomparable romería que cierra con broche de oro las fiestas del pueblo de Cantillana, declarada también de interés turístico nacional.

Los actos duran toda la semana previa al ultimo domingo del mes, con diversos actos como el rosario preparatorio, la exaltación de la romería, la coronación de las romeras mayor e infantil y el pregón.

El sábado por la mañana sale desde la parroquia el simpecado de la Divina Pastora para dirigirse al santuario en Los Pajares en la carreta de plata tirada por bueyes acompañado de miles de romeros, cientos de caballistas y numerosas galeras bellamente exornadas. El cruce de la comitiva por el río Viar es uno de los momentos del camino de ida.

En la aldea de Los Pajares tienen lugar varios actos como el recibimiento de las hermandades, el rosario o la misa de romeros; cada cinco años y en ocasiones especiales, la Divina Pastora acude a su santuario donde está expuesta en besamanos durante todo el domingo.

Al atardecer del domingo se emprende el camino de regreso en el cual destaca el paso nocturno por el río Viar en el cual se alumbra al santuario por cientos de luces de bengalas y la apoteósica entrada en el pueblo entre cantes y bailes por sevillanas y la quema de varios castillos de fuegos artificiales, la ofrenda floral de los caballistas en la plaza principal o la entrada en la parroquia donde la Divina Pastora está expuesta en devoto besamanos cerrándose así el calendario festivo de Cantillana.

Especial:Contributors/Fiestas de la Divina Pastora de las Almas (Cantillana)

Valora este artículo

  • Actualmente3.64/5

3.6/5 (11 votos)