Pacem in terris   

Juan de Oñate

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Monumento a Juan de Oñate.

Juan de Oñate (n. Pánuco (Zacatecas, México), 1550 - † Guadalcanal, 3 de junio de 1626), explorador y colonizador.

Fueron sus padres Cristóbal de Oñate, conquistador español del noroeste mexicano y fundador de ciudades y su madre Catalina de Salazar, hija de Gonzálo de Salazar, un funcionario que trabajaba en la Tesorería Real de la Nueva España.

Juventud

Desde muy joven tomó la carrera de las armas y encabezó campañas militares contra los rebeldes indios chichimecas que habitaban en el norte de México y asolaban los asentamientos españoles. Entre campaña y campaña se dio tiempo para prospectar en busca de placeres (minas) de plata.

Matrimonio

Contrajo nupcias con Isabel de Tolosa Cortés Moctezuma, hija de Juan Tolosa y Leonor Moctezuma. Isabel de Tolosa (su esposa) era nieta de Hernán Cortés y de la princesa Isabel Moctezuma (una de las hijas del emperador Moctezuma II). Tuvieron dos hijos, Juan de Oñate Cortés (1580) y María de Oñate Cortés (1582)

Camino a Nuevo México

El 21 de septiembre de 1595, el rey Felipe II le concedió permiso (capitulación) para colonizar el territorio que hoy conocemos como los estados de Nuevo México y Texas en Estados Unidos. El permiso tenía como objetivo principal difundir la fe católica entre los nativos americanos. Sin embargo muchos colonos españoles se alistaron con la intención de encontrar minerales de plata, oro o piedras preciosas.

Después de muchas demoras la expedición partió al iniciar el año 1598. El 30 de abril la avanzada tomó posesión del territorio más allá del Río Grande y en los primeros días del mes de mayo vadearon el Río Bravo (nombre mexicano del río) o Río Grande (acepción estadounidense) en el punto llamado Paso del Norte (actualmente lugar en donde se ubican las ciudades fronterizas de El Paso y Ciudad Juárez), a fines de mayo ya en territorio de la actual Texas, hicieron contacto con los nativos de la región.

Fundación de la colonia San Juan Pueblo

Para julio de 1598 la expedición estableció su primer asentamiento en San Juan Pueblo, en el actual estado de Nuevo México, es necesario resaltar que la iglesia católica construida en el lugar fue el primer templo cristiano construido en los Estados Unidos, en los siguientes 25 años 50 iglesias serían edificadas en el hoy estado de Nuevo México. Al establecer San Juan Pueblo la expedición de Oñate había extendido el camino real en más de 600 mi. En tanto llegaba el resto de la caravana, Oñate exploró las áreas vecinas para consolidar la posición del asentamiento entre los nativos de las tribus hopi y zuñi e inició la construcción de un templo dedicado a San Francisco y la correspondiente misión.

Amotinamientos, deserciones y disgustos plagaron la nueva colonia cuando las riquezas prometidas no aparecieron a la vista; Oñate enfrentó con mano dura la rebelión. Algunos de los colonos exploraron hacia el este, más allá del pueblo de Pecos en dirección de la frontera de Nuevo México con Texas en busca de búfalos. Es probable que alcanzaran el nacimiento del río Magdalena o Buenaventura (actualmente Canadian River) ubicado a 40 km al noroeste de la actual ciudad de Amarillo (Texas).

Juan de Oñate visitó los pueblos indios de Acoma Pueblo así como los pueblos de las tribus hopi y zuñi ubicados más al oeste. Una parte del grupo viajó tan lejos como las montañas de San Francisco en Arizona, encontrando mineral de plata por lo que reclamaron la posesión de los minerales. Oñate regresó a Acoma (Nuevo México) para castigar severamente una rebelión indígena que dejó 11 colonos muertos.

En busca de Quivira

Partieron más expediciones en busca de minerales preciosos con la intención de traer prosperidad a la colonia, y a fines del año 1600 la colonia fue reforzada. Sin embargo una serie de dificultades que incluían el frío invierno y la escasez de alimentos continuaron. El 23 de junio de 1601 Oñate montó una expedición en busca de la mítica Quivira para conseguir riquezas y una salida al mar; siguieron el río Magdalena a través de las llanuras de Texas y cerca de la actual frontera con Oklahoma. Se dirigieron al noroeste, probablemente hasta la región central del hoy estado de Kansas en donde la expedición arribó a unas villas de la tribu wichita que ya antes Francisco Vázquez de Coronado había llamado Quivira.

Gran decepción se llevaron los españoles en el asentamiento indígena de los wichita. Ahí no había riquezas, por lo que se vieron obligados a regresar con las manos vacías. En tanto Oñate andaba en busca de riquezas fáciles las condiciones en la colonia de Nuevo México se deterioraban, la tierra era pobre, los nativos eran problemáticos y no habían encontrado ninguna mina que valiera la pena.

Lentamente la colonia fue abandonada por los colonos con excepción de los más devotos seguidores de Juan de Oñate.

Problemas

Quienes abandonaron la colonia de San Juan Pueblo regresaron a la Nueva España narrando las malas condiciones en que habían vivido y los abusos que habían visto, por lo que el gobierno español inició una averiguación sobre la situación en la colonia de Nuevo México y sobre el trato que Oñate le daba a los indios. En esos días Oñate lanzó su más ambiciosa expedición, ir desde los pueblos zuñi en el actual Nuevo México hasta el río Colorado y de ahí hasta su desembocadura en el Golfo de California.

En el año de 1606 el rey Felipe III ordenó a Oñate acudir a la Ciudad de México para ser investigado y responder las acusaciones en su contra, por lo cual renunció a su empresa en 1607 por motivos financieros y las condiciones de la colonia. Sin embargo permaneció en Nuevo México hasta establecer el pueblo de Santa Fe. Un nuevo gobernador fue nombrado y Oñate fue nuevamente convocado a la ciudad de México en 1608. En 1613 finalmente Juan de Oñate se presentó para enfrentar las acusaciones de haber usado fuerza excesiva durante la rebelión en Acoma en la que colgó a dos indios y ejecutó amotinados, desertores y adúlteros.

Se le desterró de Nuevo México a perpetuidad y de la Ciudad de México por cuatro años. Pasó el resto de sus días tratando de limpiar su nombre, con tal fin viajó a España en donde el rey le otorgó el nombramiento de Inspector de Minas. Según la investigación de Eric Beerman titulada ”The death of an old conquistador. New Light on Juan de Oñate” publicada en “New Mexico Historical Review”, murió en Guadalcanal (Sevilla) el 3 de junio de 1626.

El estado de Nuevo México tiene derecho a proponer dos personajes de su historia para que formen parte del panteón de los fundadores de Estados Unidos, tal panteón se encuentra en la sede del poder legislativo de Estados Unidos, el Capitolio. Allí en el National Statuary Hall se muestran las estatuas de los personajes que dieron vida a la Unión Americana, estado por estado. Se dice que la propuesta a favor de Juan de Oñate como fundador y colonizador de Nuevo México no prosperó debido a la "mano dura" que utilizó para reprimir la llamada "rebelión de Acoma".

Especial:Contributors/Juan de Oñate

Valora este artículo

2.4/5 (8 votos)