Pacem in terris   

Edificio Colegio de Arquitectos (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Sede del Colegio de Arquitectos de Sevilla. Fachada a la calle Imagen.

El edificio del Colegio de Arquitectos de Sevilla se levanta en el centro histórico de la ciudad, ocupando una parcela de forma trapezoidal que presenta sus fachadas principales a la Plaza Cristo de Burgos y a la calle Imagen.

Historia

La difícil y comprometida ubicación de la parcela en el seno del Casco Histórico fue la excusa para que el entonces Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía y Occidental y Badajoz (COAAOB), convocara un concurso de anteproyectos para la construcción de su sede social. Dicho concurso fue fallado en 1976, otorgando el primer premio y el encargo del proyecto definitivo al equipo ganador, encabezado por los arquitectos Gabriel Ruiz Cabrero y Enrique Perea Caveda.

Las obras de este edificio, acabadas en el año 1986, contemplan un volumen administrativo que, de acuerdo con la normativa municipal vigente, podía tener hasta seis plantas de altura en su fachada a la calle Imagen y cuatro a la de la Plaza del Cristo de Burgos y a la calle posterior, Mercedes Velilla.

Edificio

Detalle de la fachada a Plaza Cristo de Burgos.

Su peculiar posición urbana, con sus fachadas principales dando frente a la Iglesia de San Pedro (Calle Imagen), de tráfico intenso, y a la Plaza del Cristo de Burgos, uno de los mejores salones ajardinados de la ciudad, con árboles de gran porte, fueron determinantes para la configuración del Proyecto, que se plantea desde su diagonal para solucionar una compleja volumetría que conjugue sus diferentes alturas y retranqueos admitidos. Esta diagonal consigue separar un volumen de seis plantas frente a la calle Imagen -y deslizándose hacia el fondo de la parcela-, de una fachada de grandes huecos abiertos a la Plaza del Cristo de Burgos, que concibe el edificio como una “cáscara de ladrillo” tras la cual se abre un patio descubierto al que dan frente las distintas dependencias colegiales.

Así, la fachada principal a la Plaza Cristo de Burgos -resuelta a modo de muro-cortina-, junto con el contiguo patio de acceso existente tras él, se plantean como una memoria de la arquitectura local de la ciudad, haciendo referencias a los grandes huecos de fachada, a la vegetación de los patios, o a su relación velada con la calle exterior.

Sin duda el planteamiento de este edificio fue una apuesta decidida sobre cómo intervenir en un centro histórico de esta categoría. Su limpieza formal, la elección y calidad de sus materiales y soluciones constructivas, la estudiada interpretación de la ciudad en ese punto y su característica volumetría, lo han convertido en una clara referencia de la nueva arquitectura de Sevilla. No obstante, y aunque el proyecto coincidió con intervenciones de rango similar en las mismas fechas, no fue entendido desde la visión más conservadora de la arquitectura de la ciudad, que veía en el edificio una proclama de modernidad no deseada.

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Edificio Colegio de Arquitectos (Sevilla)

Valora este artículo

2.4/5 (7 votos)