El 22 de abril de 2016 se cumple el cuarto centenario del fallecimiento de
Miguel de Cervantes (1547-1616), «príncipe de los ingenios» y escritor universal en español
.

Necrópolis de Carmona

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

La Necrópolis junto con el Anfiteatro y el Museo Arqueológico forman el conjunto arqueológico de Carmona.

Historia

La Necrópolis de Carmona fue descubierta entre 1868 y 1869 de manera accidental cuando se iban a realizar unas obras de un camino.

En un principio sufrió excavaciones sin control por parte de anticuarios y coleccionistas, hasta que en 1881 el historiador Juan Fernandez López, junto con el arqueólogo ingles Jorge Bonsor, confirma que allí se encontraba una necrópolis, pues los estudios realizados a las piezas encontradas coinciden con los rituales funerarios que se hacían en la época romana del emperador Claudio. Ambos, junto con Luis Reyes Calabazo, compran los terrenos del Campo de las Canteras y el Campo de los Olivos, organizan unas excavaciones científicas, y crean la Sociedad Arqueológica de Carmona. El Museo de la Necrópolis, el primer "museo de sitio" de España, se abrió en 1887.

Necrópolis

Necropolis Carmona 12.JPG

El yacimiento es datado en torno al siglo I adC hasta el siglo II de nuestra era. Se piensa por la época que se dató que la forma de enterramiento era la incineración. Podemos observar que hay excavaciones en el suelo, y por sus paredes rojizas, es donde se realizaban las incineraciones. Observamos que el fondo de estas excavaciones eran a dos niveles, pues el nivel más hondo y más pequeño, es donde se concentraban las cenizas que después se recogían para ponerlas en pequeñas urnas.

Las urnas que podemos observar son de distintos materiales, se piensa que dependiendo del poder adquisitivo de las familias, serían de un material u otro, Además, dependiendo de esta situación de la familia, las urnas eran más decorativas que otras. También encontramos inscripciones de a quien pertenecían dichos sepulcros.

Las tumbas que allí encontramos son de diferentes maneras, el carácter en común de ellas es que son excavaciones, pues por su creencias religiosas, es una manera de estar más cerca del mundo de los muertos. El acceso a las tumbas se realizaba por especies de pozos, que dependiendo de las tumbas tenían escaleras, hechas o que las ponían para acceder, pues en algunas de estas tumbas observamos que no tienen escaleras construidas, sino simplemente observamos el agujero por donde accedían a la tumba. Lo que vemos en el interior de éstas es que es una pequeña habitación, de uno o dos metros cuadrados, donde en la pared estaban excavados pequeños nichos, donde se colocaban las urnas y debajo un especie de banco o mesa donde se colocarían las ofrendas funerarias.

Necropolis Carmona 10.JPG

Se piensa, por los restos encontrados que las tumbas eran cerradas, en algunos casos por puertas, pues se observa como ranuras de la existencia de dichas puertas, o simplemente se cerraban con grandes piedras.

Con los difuntos eran enterradas cosas materiales que le habían pertenecido en vida. Además, se han encontrado en algunas tumbas estatuas que se suponen que son la imagen del difunto, pues se hallaron caras funerarias, que se les hacían a los muertos echándoles cera o algo similar en el rostro y después de un tiempo, realizaban la cabeza, que iba precediendo la corte funeraria cuando lo llevaban a incinerar.

Las tumbas en general pertenecían a una familia, pero en algunas observamos que podría haber sido de dos, pues aparecen como un muro que la divide en dos.

Las que más destacan son la Tumba de Servilia, la Tumba del Elefante y la Tumba Circular. Nombres que se le han puesto por su forma, por lo que han encontrado en ellas o porque es la familia que allí se encontraba.

Tumbas destacadas

Tumba del Elefante

Necropolis Carmona 02.JPG

A esta tumba se le conoce con tal nombre porque en ella se encontró una estatua de un elefante, y no como se pudiera pensar porque se hallaran los restos de un elefante.

El elefante, hoy en el Museo de la Necrópolis.

Esta tumba, se piensa que fue un santuario donde se realizaban ritos a los dioses, se piensa que dichos ritos eran a la diosa Cibeles y al dios Attis. Pues estos estaban relacionados a la muerte y resurrección, creencias muy arraigadas en aquella época. Pero no deja de ser una tumba, pues en uno de los laterales hay una construcción con nichos en las paredes, donde se pondrían las urnas funerarias. Además, es donde encontraron la estatua del Elefante.

Tumba de Servilia

Estatua de Servilia.

En el museo podemos observar una estatua de figura de mujer, siendo curioso que no tenga cabeza y podemos leer la inscripción de "Servilia". Todas las personas que la ven, se piensa que era una mujer que se llamaba así, Servilia, pero realmente se trataba de una familia. Seguramente la estatua representaba a algún miembro de esa familia, y el hecho de no tener la cabeza, se debe a las inclemencias del tiempo.

Vista general de la Tumba de Servilia.

Dando un pequeño paseo, se llega a la tumba de Servilia, siendo una de las más importantes de la necrópolis, pues en ella se han encontrado muchos restos. Se trataba de una familia con buena situación, debido a las magnitudes que se aprecian. Se observa que se divide en dos partes, una es un gran patio y otra sería la tumba en si.

Allí se encuentra restos de pinturas, en las que se representarían escenas de aquellos tiempos o bien de la vida de la familia. También se encuentra una apertura superior, donde se supone que se echaban las ofrendas a los difuntos. Esta tumba presenta indicios de que tuviera una puerta que separaba el patio de la tumba, pues hay un escalón de mármol negro en la entrada, que tiene unas ranuras verticales, que es donde se piensa que estaba.

Pinturas murales.

Aunque hoy podemos observar la tumba, que está abierta, en su origen estaba excavada en la tierra, dejando pocos espacios a cielo abierto. Toda esta construcción estaba relacionada con las creencias que existían en la época.

Tumba Circular

La tumba a la que se le llama Tumba Circular recibe dicho nombre porque tiene esa forma.

Para entrar a dicha tumba, que no tiene escaleras, se piensa que tendrían que poner unas escaleras verticales en el foso. Exteriormente la tumba es de forma circular y tiene unas grandes dimensiones, pero en su interior no es realmente así de grande. Su interior puede tener dos o tres metros cuadrados, con nichos excavados en la roca, donde se depositaban las urnas, y debajo un banco o mesa, la cual servía para colocar las ofrendas a los difuntos.

Entradas relacionadas

Galería de imágenes

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Necrópolis de Carmona

Valora este artículo

  • Actualmente3.55/5

3.5/5 (11 votos)