Vicente Acero

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Fachada barroca de la Catedral de Cádiz. Vicente Acero, 1721.

Vicente Acero y Arebo, arquitecto nacido en Sevilla del cual se tienen pocas referencias en cuanto a sus primeros años de vida y de labor profesional. Se cree que trabajó y colaboró en el taller del arquitecto cordobés Francisco Hurtado Izquierdo en las obras de construcción de la Cartuja del Paular, en la provincia de Madrid.

Su primera obra conocida se localiza en la provincia de Granada, donde trabaja para las catedrales de Granada y de Guadix durante un período de unos cinco años, entre 1714 y hasta 1720. En ambas quedaría influenciado por la obra del gran maestro Diego de Siloé, autor de las trazas de la primera de ellas, y que intervino en la ampliación de la segunda; dejando Acero en esta última obra muestras de una magnífica arquitectura barroca en su portada principal, donde trabajó junto con Torcuato Cayón, así como también en su portada lateral, denominada de Santiago.

Su gran aportación a la historia de la arquitectura española vendría algo más tarde, cuando en 1721 el cabildo de Cádiz le acepta su audaz proyecto para la nueva catedral que se quería levantar en esta ciudad, siendo a su vez nombrado director de dichas obras. No obstante, en 1729 surge un enfrentamiento con el cabildo por la disparidad de criterios sobre la cimentación de sus torres, cuyo colosanismo y atrevidas soluciones técnicas no serían finalmente admitidos, por lo que abandona las obras que serían continuadas luego con recortes y modificaciones por el arquitecto local Torcuato Cayón de la Vega.

Aún así, de su gran capacidad creativa y técnica nos han quedado las trazas de su planta de tres naves y cruz latina con los extremos de brazos y cabecera redondeados, el diseño de las robustas torres situadas a los pies, y la Capilla Mayor, levantada sobre una cripta de bóveda muy plana, y organizada a modo de una amplia girola como continuación natural de las naves laterales que la envuelven, según un replanteamiento de la solución dada por Siloé para la Catedral de Granada; y todo ello interpretado a partir de su monumental concepto espacial barroco de tendencia clasicista, manifestado claramente en sus alzados decididamente curvos y de especial dinamismo, ya experimentados por él en la fachada principal de la Catedral de Guadix.

También para la ciudad de Cádiz diseñó la Puerta del Mar, ejecutada asimismo por Torcuato Cayón.

Unos años después, en 1732, Diego Bordick, ingeniero y director de las obras de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla le propone como arquitecto real de las nuevas fábricas que se levantan, desempeñando aquí una función de control de obras, siendo por tanto el encargado de dirigir el tipo y las calidades de los materiales de obra que allí se habrían de usar, tales como la piedra y la madera; y permaneciendo en este cargo hasta la fecha de su fallecimiento, en el año 1738.

Bibliografía

  • Diccionario Enciclopédico Ilustrado de la Provincia de Cádiz. Editado por la Caja de Ahorros de Jerez. 1985.
  • El siglo XVIII español. Virginia Tovar Martín. Historia del Arte, libro nº 34. Publicado por el Grupo 16. Madrid, 1989.
  • La Real Fábrica de Tabacos. Arquitectura, Territorio y ciudad en la Sevilla del siglo XVIII. José Morales Sánchez. Editado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental con la colaboración de la Fundación Fonde de Cultura de Sevilla, 1991.

Especial:Contributors/Vicente Acero

Valora este artículo

  • Actualmente3.25/5

3.3/5 (8 votos)