Pacem in terris   

Kiki de Utrera

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

El caso de Kiki de Utrera fue similar, en esta ocasión, Francisco González -que así se llamaba de nombre, vivía en Isla Mayor con sus hermanos y su madre Frasquita. Kiki de Utrera trabajó en las faenas del arroz, en la construcción y hasta vendió fruta por esos caseríos de la provincia de Sevilla. Un buen día vino al cine de Sosa La Niña de Antequera con un espectáculo. Al final de la función, daba opción a que cantaran aficionados locales. Cantaron algunos, pero el público pedía que cantara Kiki, a lo que la niña de Antequera dijo: “A ver, que cante Kiki, que tanto lo piden los asistentes”. Salió Kiki de Utrera y, nerviosito perdío y muy tímido, se lanzó por un cante de Curro de Utrera. Cuando terminó de cantar se le acercó la cantaora de Antequera y le dijo que, si quería, desde ese momento se incorporaba al espectáculo. Kiki estuvo titubeando, indeciso, pero al final aceptó y se fue con la Niña de Antequera.

En su largo caminar, Kiki de Utrera se recorrió España entera y salió al extranjero actuando en ciudades como Londres, Tokyo y México, quedando fijada su residencia en este último país. Contrajo matrimonio con una joven mujer mejicana, instalando y regentando los dos un tablao flamenco llamado “Triana”, donde todas las noches ofrecían espectáculo flamenco, con la actuación estelar de Kiki de Utrera. A los pocos años, el joven cantaor utrerano falleció, concretamente el 30 de agosto de 1.998, siendo incinerado y trasladando su viuda las cenizas desde México a Isla Mayor -pues según él mismo manifestó, el día que muriera quisiera que sus restos fuesen trasladados al Cementerio de Isla Mayor. Al poco tiempo falleció su querida madre Frasquita, y hoy reposan los dos juntos en este Cementerio Municipal, Nuestra Señora de la Esperanza de su siempre querida Isla Mayor. (Descansen en Paz madre e hijo).

Especial:Contributors/Kiki de Utrera

Valora este artículo

3.8/5 (8 votos)