Pacem in terris   

Eduardo Benítez Pascual

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Autor del texto y propietario de las imágenes: Jorge Benítez Govantes

Eduardo Benítez Pascual

El día 15 de febrero de 1931 nació en Málaga Eduardo Benítez Pascual. Emilio Pascual Marcos, su abuelo materno tenía un cine ambulante que iba de feria en feria por toda España hasta que descubrió el clima de Málaga. Se estableció en esta ciudad, donde en 1900 abrió el Cine Pascualini, uno de los primeros cines sonoros que hubo en España. Durante toda su existencia, este cine mantuvo siempre el mismo precio: preferencia, 0,30 ptas.; general, 0,15 ptas. Los malagueños de la época agradecieron éste gesto, cosa impensable actualmente. El 2 de enero de 1937 una bomba destruyó totalmente el local. Probablemente el objetivo de la bomba fue el Banco de España que estaba justo al lado del cine.

Desde el año 1952 a 1956 Eduardo Benítez estudió la carrera en la Facultad de Derecho dentro de la Universidad de Madrid. Conjuntamente con la carrera de Derecho, también comenzó a estudiar la carrera de Ingeniero en la Escuela de Ingenieros de Montes de Madrid, aunque no la acabó.

En 1955 y bajo la protección de la Congregación Mariana Universitaria, Los Luises, situada en la calle Trajano 39, actualmente 35, surgió entre algunos una idea peregrina en esa época: poner en el local de la Congregación una emisora de radio. El 20 de mayo del mismo año fue instituída la emisora Radio Vida por el Cardenal Arzobispo de Sevilla Bueno Monreal. A partir de ese momento nació en la capital hispalense una parte importantísima de su historia en el siglo veinte.

Pero Radio Vida no podía limitarse, eso estaba claro, a la radiación de Ejercicios Espirituales, Novenas y otros actos de culto. Tampoco era suficiente una simple información religiosa y el comentario del Evangelio. El ambiente cultural de Sevilla necesitaba, al igual que lo sigue necesitando, un enérgico trabajo de difusión, de conocimientos y verdades. Y, sobre el esquema de aquellas materias de superior alcance e interés, se bosquearon las distintas emisiones, una para cada día de la semana.

Entre los muchos programas que emitía Radio Vida, bajo la dirección de Romualdo Molina destacaba '"Vida de Espectáculos", espacio realizado por un equipo de redactores: Eduardo Benítez, José Manuel Fernández, Carlos Gortari, Enrique Sillero y Santiago Cotán.

Trabajando ya en la mítica aseguradora Plus Ultra o en una financiera de coches posteriormente, Eduardo Benítez también tuvo en Radio Popular de Sevilla, antigua Radio Vida, una fugaz presencia como jefe de la sección de deportes, llegando a retransmitir partidos del Real Betis Balompié en el estadio Benito Villamarín y Sevilla F.C. en el Ramón Sánchez Pizjuán. Estamos en la temporada futbolística 1967/1968.

Conjuntamente con Radio Vida, Eduardo Benítez fue unos de los fundadores en marzo de 1957 del Cine-club Vida. La primera Junta Directiva del Cine-club estaba formada por el P. Manuel Linares como Director; Eduardo Benítez era el primer Presidente; Romualdo Molina, Secretario; José Manuel Fernández, Vicesecretario; Enrique Sillero, Tesorero; Antonio Franco, Delegado Jefe de Propaganda; Juan Ernesto Pflüger, Delegado Jefe de Programación; Antonio Cortés, Delegado Sección Sacerdotal; José María Antonio, Delegado Sección Seminario; José María Lucena, Delegado Sección Jefe de 16 mm; Antonio del Barco, Asesor. El domicilio social del nuevo Cine-club Vida estaba en la calle Trajano 35.

Todo comenzó como una aventura juvenil, como un sueño que, poco a poco, con el correr del tiempo, se fue convirtiendo en realidad. Tenían un lema: sólo se tiene interés en aquello que se ama. Sólo se ama aquello que se conoce. Todos estos jóvenes amaban el cine y trataban de conocerlo mejor.

Eduardo Benítez, que actuó durante muchísimos años como presidente, tuvo que vencer grandes dificultades, ya que por aquel entonces, las películas de calidad, no venían a España, principalmente por motivos de censura y por un buen número de años desde su estreno, con lo cual, cuando las películas estaban disponibles para las sesiones del cine-club, estaban en muy malas condiciones de copia o desfasadas en su actualidad.

Pero poco a poco, paso a paso, se fueron venciendo estas dificultades, y gracias al apoyo incondicional de las propias distribuidoras (tanto nacionales como internacionales), el cine-club fue proyectando y estudiando todas aquellas películas de máxima actualidad y del mayor interés para los aficionados y socios del propio Cine-club Vida.

Además de la Junta Directiva que anteriormente se nombró, por el Cine-club Vida han pasado entre otros Carlos Gortari (que llegó a ser Director General de Cinematografía), Claudio Guerin Hill (destacado director español que encontró muy pronto la muerte, durante el rodaje de La campana del infierno), Josefina Molina Reig (prestigiosa directora de cine, televisión y teatro), Lorenzo Ortiz, Padres José A. de Sobrino, Manuel y Antonio Alcalá, José Ignacio García Gutiérrez y Rafael Bohigues.

En el mismísimo teatro Lope de Vega se produce una fecha señalada, la del 9 de octubre de 1960. Ese día el grupo independiente Gorca Pequeño Teatro inaugura la entonces llamada "campaña de popularización del buen teatro". En los años posteriores, hasta su temprana desaparición, desarrolló en la década de los sesenta una labor magníficamente fecunda que fue, junto a otros grupos, germen de todo el teatro independiente.

Eduardo Benítez y Romualdo Molina dirigieron conjuntamente en Gorca muchas obras entre las que destacan ¿Quiere usted jugar con mí?; La isla desierta; Un tal Judas; Panorama desde el puente, recibiendo esta obra un premio nacional; Nuestra Ciudad; se estrenó en versión operística El retablo de Maese Pedro, de Falla, que les valió un contrato para actuar en un festival junto a los Ballets de Maurice Bèjart, de la Ópera de París y de Antonio; y Ondina. En total fueron hasta 27 obras de teatro.

El 8 de diciembre de 1963 Gorca presentó Espectros y prácticamente acababa así ese gran grupo teatral. Se puede afirmar, sin ningún género de dudas, que toda la afición inquieta de Sevilla pasó por Gorca Pequeño Teatro y su actividad fue fundamental para el arranque del futuro teatro independiente sevillano.

En mismo año, 1963, un grupo de jóvenes periodistas sevillanos quisieron romper con el conformismo de la prensa local, que estaba entonces autocensurada, con la fundación del semanario Novedades. La mayoría de los periodista pertenecían a diarios y emisoras locales, y fueron apoyados por el empresario impresor Julio González Cabañas, que propuso editar un semanario donde publicar lo que no podía decir cada uno en su respectiva empresa. Era muy arriesgado, la verdad, bastante temerario, lo que hizo que desgraciadamente durara tres semanas.

Todo lo que se contaba en Novedades no se contaba en los diarios y emisoras y, lógicamente, se recibió un toque bastante claro de atención: o dentro o fuera. Y como es lógico, se quedaron dentro y dejaron el semanario Novedades en otras manos más independientes de empresas periodísticas.

El grupo fundador del semanario Novedades era: Francisco Anglada Anglada, Nicolás Ballester Lobo, Eduardo Benítez Pascual, José Antonio Blázquez Cabrera, Joaquín Caro Romero, José de la Flor, Manuel Ferrant Bonilla, Antonio Gamito Guzmán, Juan Manuel Fernández, Ignacio García Ferreira, el sacerdote Francisco Garrido Luceño, Cristino González Alemán, Julio González Cabañas, Manuel Lauriño Cobos, Manuel Lorente Garfia, Romualdo Molina Muñiz, Antonio Morilla Benítez, Joaquín Pellón de León, Alfonso Eduardo Pérez Orozco, Salvador Recio Leiva, Joaquín Romero Murube, Nicolás de Jesús Salas, Javier Smith Carretero, José Luis Tasset Méndez, Francisco Vázquez, José Vázquez Ruiz y Javier Villamar Ruiz.

Casi la mayoría de integrantes de Gorca procedían del célebre y añorado grupo de Radio Vida, que tras las primeras experiencias teatrales realizaría una importante labor cinematográfica en Sevilla, con cine-club y crítica en el entonces semanario Novedades. Todo fue un gran éxito hasta que el grupo hubo de emigrar a Madrid, donde mayormente aún realizaron una gran labor en RTVE.

El Comité Organizador del I Festival de Cine de Sevilla

Eduardo Benítez, además de ejercer como abogado en la compañía Plus Ultra, seguía con sus colaboraciones en radio y prensa, al tiempo que forma parte de la organización en el I y II Festival Internacional de Cine de Sevilla como Adjunto a la Dirección, Programación y documentación en los ya lejanos 1980 y 1981. La primera edición se celebró entonces en el Alameda Multicines, Palacio Central y Cine Cervantes. La segunda se celebró en el teatro Lope de Vega, Cine Florida y Cristina Multicines. Ya queda poco o casi nada de esa historia sevillana, que fue muy importante, aunque a alguien le pese.

Durante el mandato de Manuel del Valle Arévalo como Presidente de la Diputación Provincial de Sevilla, Eduardo Benítez fue primero Asesor de Cine de la Corporación y más tarde Director del Instituto de Cine de la Diputación. Estamos en el principio de los años ochenta. Del 1 al 7 de junio de 1981 se celebró en Sevilla la I Semana de Cine Francés. Eduardo Benítez era el Director de la Semana.

En agosto de 1984 trasladó a su mujer (Lourdes Govantes) y cinco hijos (Eduardo, Lourdes, Nacho, Jorge y José Mª) a Madrid, pues él ya estaba trabajando en la capital de España desde hacia unos años en el programa de TVE Producción Española, dirigido por Romualdo Molina y que estuvo muchos años en antena, Eduardo también trabajó para bastantes festivales de cine por toda España. También trabajaba en Revista de Cine, que también lo llevaba otro niño de Radio Vida, Alfonso Eduardo Pérez Orozco. Posteriormente Pantalla 3, también con Alfonso Eduardo como director.

Ya en 1988 montó su propia revista de cine. Se llamaba Interfilms y todavía existe. Ahora fue Eduardo el que reclutó a Romualdo para éste proyecto. En 1994 sale a la calle Fila 7, una nueva publicación cinematográfica, también dirigida por Eduardo Benítez y con Romualdo Molina en el equipo.

En diciembre de 1998 en su domicilio de Madrid falleció de un paro cardiaco su mujer Lourdes Govantes, actriz de la Factoría Gorca. Todos los hijos le recomendaron que lo mejor era volver a Sevilla, donde estaban sus hermanos y todo su pasado. Quedarse en Madrid le traería recuerdos muy tristes y el cambio a Sevilla le vendría bien. Eduardo, su hijo mayor, que falleció el pasado 15 de abril de 2008 víctima de un derrame cerebral, le propuso acompañarle a vivir a Sevilla.

El 26 de noviembre de 1999 falleció de parada cardiaca en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, tras haber sufrido un infarto de miocardio y estar 18 días en la UCI en coma irreversible. En ese momento tenía 69 años.

Mesa redonda en el homenaje a la figura de Eduardo Benítez Pascual, celebrada en el Círculo Mercantil en colaboración con el Ateneo de Sevilla

El 15 de abril de 2008 falleció su hijo Eduardo Benítez Govantes víctima de un derrame cerebral. El jueves 27 de noviembre de ese mismo año su hijo Jorge Benítez Govantes le realizó un merecidísimo homenaje o un recordatorio de la ciudad de Sevilla a su padre Eduardo Benítez Pascual. El acto fue una mesa redonda que organizó conjuntamente el Excmo. Ateneo de Sevilla y el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla de la emblemática calle Sierpes. Se trataron cuatro temas fundamentales en la historia de la capital hispalense en el siglo veinte: Radio Vida, Cine-club Vida, Gorca Pequeño Teatro y I y II Festival Internacional de Cine de Sevilla. Con la presentación de don Enrique Barrero, Presidente del Excmo. Ateneo de Sevilla, los ponentes fueron Mª Carmen de las Casas con Radio Vida, P. Manuel Alcalá con Cine-club Vida, Romualdo Molina con Gorca Pequeño Teatro y Alfonso Eduardo Pérez Orozco con I y II Festival Internacional de Cine de Sevilla. El periodista Paco Correal actuó como moderador de la mesa redonda. El acto lo cerró Salvador Casado, Presidente del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla. Finalmente subió al estrado Jorge Benítez para dar las gracias a todos los que habían podido hacer realidad un homenaje tan merecido. El salón de actos del Círculo Mercantil rozó el lleno absoluto, siendo un jueves con muchísimos actos en la ciudad de Sevilla. La mesa redonda fue espléndida, teniendo la fortuna de contar con cuatro ponentes de lujo, más un moderador estupendo. Fue un homenaje a Eduardo Benítez Pascual, además de totalmente merecido, muy entrañable y emotivo. Se juntaron muchísimos que fueron compañeros de Eduardo Benítez y el reencuentro de muchos fue una grandísima alegría.

Especial:Contributors/Eduardo Benítez Pascual

Valora este artículo

2.9/5 (10 votos)