Grammatica/Libro quinto

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Grammatica: Libro quinto, de las introduciones de la lengua castellana para los que de estraña lengua querrán deprender.

de
Antonio de Nebrija



Índice: Primer libro | Segundo libro | Tercer libro | Cuarto libro | Quinto libro


Contenido

Prólogo al libro quinto

Como diximos en el prólogo desta obra: para tres géneros de ombres se compuso el Arte del Castellano. Primera mente para los que quieren reduzir en artificio e razón la lengua que por luengo uso desde niños deprendieron. Después para aquellos que por la lengua castellana querrán venir al conocimiento de la latina: lo cual pueden más ligera mente hazer: si una vez supieren el artificio sobre la lengua que ellos sienten. I para estos tales se escrivieron los cuatro libros passados. en los cuales siguiendo la orden natural de la grammática: tratamos primero de la letra e sílaba: después de las diciones e orden de las partes de la oración. Agora en este libro quinto siguiendo la orden de la doctrina daremos introduciones de la lengua castellana para el tercero género de ombres: los cuales de alguna lengua peregrina querrán venir al conocimiento de la nuestra. I por que como dize Quintiliano los niños an de començar el artificio de la lengua: por la declinación del nombre e del verbo: pareció nos después de un breve y confuso conocimiento de las letras e sílabas e partes de la oración: poner ciertos nombres e verbos por proporción y semejança de los cuales todos los otros que caen debaxo de regla se pueden declinar. Lo cual esso mesmo hezimos por exemplo de los que escrivieron los primeros rudimentos e principios de la gramática griega e latina. Assí que primero pusimos la declinación del nombre: ala cual aiuntamos la del pronombre: e después la del verbo con sus formaciones e irregularidades.


Capítulo primero. de las letras. sílabas e dicciones

Las figuras de las letras que la lengua castellana tomó prestadas del latín para representar veinte e seis pronunciaciones que tiene: son aquestas veinte e tres. a. b. c. d. e. f. g. h. i. k. l. m. n. o. p. q. r. s. t. u. x. y. z. Destas por sí mesmas nos sirven doze. a. b. d. e. f. m. o. p. r. s. t. z. Por sí mesmas e por otras seis. c. g. i. l. n. u. Por otras e no por sí mesmas estas cinco. h. k. q. x. y. Las xxvj pronunciaciones de la lengua castellana se representan e escriven assí. a. b. c. ç. ch. d. e. f. g. h. i. j. l. ll. m. n. gn. o. p. r. s. t. v. u. x. z. Las letras que ningún uso tienen en el castellano son estas. k. q. y griega. De aquellas veinte e seis pronunciaciones las cinco son vocales: a. e. i. o. u. llamadas assí por que suenan por sí mesmas. todas las otras son consonantes por que no pueden sonar sin herir alguna de las vocales.

Los diphthongos de la lengua castellana que se componen de dos vocales son doze: ai. au. ei. eu. ia. ie. io. iu. oi. ua. ue. ui. como en estas palabras: fraile. causa. pleito. deudo. iusticia. miedo. precio. ciudad. oi. agua. cuerpo. cuidado. Los diphthongos compuestos de tres vocales son estos cinco: iai. como desmaiáis. iei. como desmaiéis. iue. como hoiuelo. uai. como guai: uei, como buei.

De las letras se componen las sílabas: como de. a. n. an. De las sílabas se compone la palabra. como de an. to. nio. antonio. De las palabras se compone la oración. como 'Antonio escrive el libro'. Las partes de la oración en el castellano son diez: nombre. como ombre. dios. grammática. pronombre como io. tú. aquel. artículo como el. la. lo. cuando se anteponen a los nombres para demostrar de qué género son. Verbo como amo. leo. oio. Participio como amado. leído. oído. gerundio como amando. leiendo. oiendo. nombre infinito como amado. leído. oído. cuando se aiunta con este verbo. e. as. uve. preposición como a. de. con. adverbio como aquí. allí. aier. conjunción como i. o. ni.


Capítulo segundo, de la declinación del nombre

Las declinaciones del nombre son tres: la primera, de los que acaban el número de uno en 'a', y envían el número de muchos en 'as', como 'la tierra, las tierras'; la segunda, de los que acaban el número de uno en 'o', y envían el número de muchos en 'os', como 'el cielo, los cielos'; la tercera, de los que acaban el número de uno en 'd, e, i, l, n, r, s, x, z', y envían el número de muchos en 's', como 'la ciudad, las ciudades; el hombre, los hombres; el rey, los reyes; el animal, los animales; el pan, los panes; el señor, los señores; el compás, los compases; el reloj, los relojes; la paz, las paces'. Ninguna de las otras letras puede ser final en palabra castellana. Los casos de nombre son cinco: el primero, por el cual las cosas se nombran, o hacen y padecen, el cual los latinos llaman nominativo; el segundo, por el cual decimos cúya es alguna cosa, el cual los gramáticos llaman genitivo; el tercero, en el cual ponemos a quien se sigue daño o provecho, el cual los latinos llaman dativo; el cuarto, en el cual ponemos lo que padece, el cual los latinos llaman acusativo; el quinto, por el cual llamamos alguna cosa, a éste los latinos llaman vocativo . El primero caso se pone con solo el artículo del nombre, como 'el hombre'; el segundo se pone con esta preposición 'de' y el mismo artículo, como 'del hombre'; el tercero se pone con esta preposición 'a' y el mismo artículo, como 'a el hombre'; el cuarto se pone con esta preposición 'a' o con solo el artículo, como 'a el hombre' o 'el hombre'; el quinto se pone con este adverbio 'oh' sin artículo alguno, como '¡oh hombre!'. Los artículos del nombre son tres: 'el' para los machos, como 'el hombre, el cielo'; 'la' para las hembras, como 'la mujer, la tierra'; 'lo' para los neutros, como 'lo justo, lo fuerte'. Los números del nombre son dos: singular, que habla de uno, como 'el cielo'; plural, que habla de muchos, como 'los cielos'.


Primera declinación
En el número de uno En el número de muchos
primero caso la tierra las tierras
segundo de la tierra de las tierras
tercero a la tierra a las tierras
cuarto la tierra o a la tierra las tierras o a las tierras
quinto oh tierra oh tierras


Segunda declinación
En el número de uno En el número de muchos
primero caso el cielo los cielos
segundo del cielo de los cielos
tercero al cielo a los cielos
cuarto el cielo o al cielo los cielos o a los cielos
quinto o cielo o cielos


Tercera declinación
En el número de uno En el número de muchos
primero caso la ciudad las ciudades
segundo de la ciudad de las ciudades
tercero a la ciudad a las ciudades
cuarto la ciudad o a la ciudad las ciudades o a las ciudades
quinto o ciudad o ciudades


Adjetivo de la primera y segunda
En el número de uno En el número de muchos
primero caso el bueno, la buena, lo bueno los buenos, las buenas
segundo del bueno, de la buena, de lo bueno de los buenos, de las buenas
tercero al bueno, a la buena, a lo bueno a los buenos, a las buenas
cuarto el bueno, la buena, lo bueno los buenos, las buenas
quinto o bueno, o buena, o bueno o buenos, o buenas


Adjetivo de la tercera
En el número de uno En el número de muchos
primero caso el fuerte, la fuerte, lo fuerte los fuertes, las fuertes
segundo del fuerte, de la fuerte, de lo fuerte de los fuertes, de las fuertes
tercero al fuerte, a la fuerte, a lo fuerte a los fuertes, a las fuertes
cuarto el fuerte, la fuerte, lo fuerte los fuertes, las fuertes
quinto o fuerte o fuertes


Relativo
En el número de uno En el número de muchos
primero caso ¿quién?, el que, la que, lo que, ¿qué? los que, las que
segundo ¿de quién?, del que, de la que, de lo que, ¿de qué? de los que, de las que
tercero ¿a quién?, al que, a la que, a lo que, ¿a qué? a los que, a las que
cuarto ¿a quién?, al que, a la que, a lo que, ¿a qué? a los que, a las que
quinto no tiene no tiene


Otro relativo
En el número de uno En el número de muchos
primero caso el cual, la cual, lo cual los cuales, las cuales
segundo del cual, de la cual, de lo cual de los cuales, de las cuales
tercero al cual, a la cual, a lo cual a los cuales, a las cuales
cuarto al cual, a la cual, a lo cual a los cuales, a las cuales
quinto no tiene no tiene


Este mismo nombre puesto sin artículo es relativo de accidente. Este nombre 'algún' o 'alguno', 'alguna' tiene para el género neutro 'algo', y para los hombres y mujeres solamente los antiguos decían 'alguien' por alguno y alguna, como 'quien'. Este nombre 'al' no tiene sino el género neutro y por eso nunca lo juntamos sino con el artículo del neutro, y así decimos 'lo al' por 'lo otro'.

Capítulo tercero, de la declinación del pronombre

Declinación del pronombre
En el número de uno En el número de muchos
primero caso io nos
segundo de mí de nos
tercero me o a mí nos y a nos
cuarto me o a mí nos y a nos
quinto no tiene no tiene


Declinación del pronombre
En el número de uno En el número de muchos
primero caso vos
segundo de ti de vos
tercero te o a ti vos o a vos
cuarto te o a ti vos o a vos
quinto o tú o vos


Declinación del pronombre
En el número de uno En el número de muchos
segundo caso de sí de sí
tercero se o a sí se o a sí
cuarto se o a sí se o a sí
primero y quinto no tiene no tiene


Declinación del pronombre
En el número de uno En el número de muchos
primero caso este, esta, esto estos, estas
segundo de este, de esta, de esto de estos, de estas
tercero a este, a esta, a esto a estos, a estas
cuarto a este, a esta, a esto a estos, a estas
quinto no tiene no tiene


Declinación del pronombre
En el número de uno
primero caso esse, essa, esso
primero caso él, ella, ello
primero caso aquel, aquella, aquello
primero caso lo, la, lo
primero caso mío, mía, lo mío
primero caso tuyo, tuya, lo tuyo
primero caso suyo, suya, lo suyo
primero caso nuestro, nuestra, lo nuestro
primero caso vuestro, vuestra, lo vuestro


Todos los otros casos se declinan por proporción de aquel pronombre este. esta. esto. salvo que él. la. lo tiene sola mente en el caso tercero del singular e plural le e les comunes de tres géneros. e en el cuarto caso lo. la. los. las. e común de tres géneros le e les. Decimos también en el número de uno para machos e hembras e neutros. mi. tu. su. e en el número de muchos. mis. tus. sus.


Declinación del artículo
En el número de uno En el número de muchos
primero caso el, la, lo los, las
segundo de el, de la, de lo de los, de las
tercero a el, a la, a lo a los, a las
cuarto el, la, lo los, las
quinto no tiene no tiene


Avemos aquí de notar que los nombres e pronombres e artículo del género neutro no tienen el número de muchos

Capítulo cuarto, de la conjugación del verbo

Las conjungaciones del verbo son tres: la primera, que echa el infinitivo en -ar, como 'amo', amar; 'enseño', enseñar; la segunda, que echa el infinitivo en -er, como 'leo', leer; 'corro', correr; la tercera, que echa el infinitivo en -ir, como 'oigo', oir; 'huyo', huir. El verbo se declina por modos y tiempos y números y personas. Los modos son cinco: indicativo, para demostrar; imperativo, para mandar; optativo, para desear; subjuntivo, para ayuntar; infinitivo, que no tiene números ni personas, y a menester otro verbo para lo determinar. Los tiempos son cinco: presente, por el cual demostramos lo que ahora se hace; pasado no acabado, por el cual demostramos lo que se hacía y no se acabó; pasado acabado, por el cual demostramos lo que se hizo y acabó; pasado más que acabado, por el cual demostramos que alguna cosa se hizo sobre el tiempo pasado; venidero, por el cual demostramos que alguna cosa se ha de hacer. Los números son dos: singular, que habla de uno; plural, que habla de muchos. Las personas son tres: primera, que habla de sí; segunda, a la cual habla la primera; tercera, de la cual habla la primera.


Indicativo

En el tiempo presente:

       amo, amas, ama, amamos, amáis, aman. 
       leo, lees, lee, leemos, leéis, leen. 
       oio, oies, oie, oimos, oís, oien. 
       vo, vas, va, vamos, vais, van. 
       so, eres, es, somos, sois, son. 
       e, as, a, avemos, avéis, an.

En el pasado no acabado:

       amava, amavas, amava, amávamos, amávades, amavan. 
       leía, leías, leía, leíamos, leíades, leían. 
       oía, oías, oía, oíamos, oíades, oían. 
       iva, ivas, iva, ívamos, ívades, ivan. 
       era, eras, era, éramos, érades, eran. 
       avía, avías, avía, avíamos, avíades, avían. 

En el pasado acabado:

       amé, amaste, amó, amamos, amastes, amaron. 
       leí, leíste, leió, leímos, leístes, leieron. 
       oí, oíste, oió, oímos, oístes, oieron. 
       fue, fueste, fue, fuemos, fuestes, fueron. 
       fue, fueste, fue, fuemos, fuestes, fueron. 
       uve, uviste, uvo, uvimos, uvistes, uvieron. 

En el mismo tiempo por rodeo:

       e amado, as amado, a amado, avemos amado, avéis amado, an amado. 
       e leído, as leído, a leído, avemos leído, avéis leído, an leído. 
       e oído, as oído, a oído, avemos oído, avéis oído, an oído. 
       e ido, as ido, a ido, avemos ido, avéis ido, an ido. 
       e sido, as sido, a sido, avemos sido, avéis sido, an sido. 
       e avido, as avido, a avido, avemos avido, avéis avido, an avido. 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       ove amado, oviste amado, ovo amado, ovimos amado, ovistes amado, ovieron amado. 
       ove leído, oviste leído, ovo leído, ovimos leído, ovistes leído, ovieron leído. 
       ove oído, oviste oído, ovo oído, ovimos oído, ovistes oído, ovieron oído. 
       ove ido, oviste ido, ovo ido, ovimos ido, ovistes ido, ovieron ido. 
       ove sido, oviste sido, ovo sido, ovimos sido, ovistes sido, ovieron sido. 
       ove avido, oviste avido, ovo avido, ovimos avido, ovistes avido, ovieron avido. 

En el pasado más que acabado por rodeo:

       avía amado, avías amado, avía amado, avíamos amado, avíades amado, avían amado. 
       avía leído, avías leído, avía leído, avíamos leído, avíades leído, avían leído. 
       avía oído, avías oído, avía oído, avíamos oído, avíades oído, avían oído. 
       avía ido, avías ido, avía ido, avíamos ido, avíades ido, avían ido. 
       avía sido, avías sido, avía sido, avíamos sido, avíades sido, avían sido. 
       avía avido, avías avido, avía avido, avíamos avido, avíades avido, avían avido. 

En el tiempo venidero por rodeo:

       amaré, amarás, amará, amaremos, amaréis, amarán. 
       leeré, leerás, leerá, leeremos, leeréis, leerán. 
       oiré, oirás, oirá, oiremos, oiréis, oirán. 
       iré, irás, irá, iremos, iréis, irán. 
       seré, serás, será, seremos, seréis, serán. 
       avré, avrás, avrá, avremos, avréis, avrán. 


Imperativo

En el presente:

       ama tú, ame alguno, amemos, amad, amen. 
       lee tú, lea alguno, leamos, leed, lean. 
       oie tú, oia alguno, oiamos, oid, oian. 
       ve tú, vaia alguno, vaiamos, id, vaian. 
       sé tú, sea alguno, seamos, sed, sean. 
       ave tú, aia alguno, aiamos, aved, aian. 


Optativo

En el tiempo presente:

       o si amase, amases, amase, amásemos, amásedes, amasen. 
       o si leiesse, leiesses, leiesse, leiéssemos, leiéssedes, leiessen. 
       o si oiesse, oiesses, oiesse, oiéssemos, oiéssedes, oiessen. 
       o si fuesse, fuesses, fuesse, fuéssemos, fuéssedes, fuessen. 
       o si uviese, uvieses, uviese, uviésemos, uviésedes, uviesen. 

En el tiempo passado:

       o si amara, amaras, amara, amáramos, amárades, amaran. 
       o si leiera, leieras, leiera, leiéramos, leiérades, leieran. 
       o si oiera, oieras, oiera, oiéramos, oiérades, oieran. 
       o si fuera, fueras, fuera, fuéramos, fuérades, fueran. 
       o si fuera, fueras, fuera, fuéramos, fuérades, fueran. 
       o si oviera, ovieras, oviera, oviéramos, oviérades, ovieran. 

En el mismo tiempo por rodeo:

       o si oviera amado, ovieras amado, oviera amado, oviéramos amado. 
       o si oviera leído, ovieras leído, oviera leído, oviéramos leído. 
       o si oviera oído, ovieras oído, oviera oído, oviéramos oído. 
       o si oviera ido, ovieras ido, oviera ido, oviéramos ido. 
       o si oviera sido, ovieras sido, oviera sido, oviéramos sido. 
       o si oviera avido, ovieras avido, oviera avido, oviéramos avido. 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       o si oviese amado, ovieses amado, oviese amado, oviésemos amado. 
       o si oviese leído, ovieses leído, oviese leído, oviésemos leído. 
       o si oviesse oído, oviesses oído, oviesse oído, oviéssemos oído. 
       o si oviesse ido, oviesses ido, oviesse ido, oviéssemos ido. 
       o si oviesse sido, oviesses sido, oviesse sido, oviéssemos sido. 
       o si oviesse avido, oviesses avido, oviesse avido, oviéssemos avido. 

En el tiempo venidero:

       ojalá ame, ames, ame, amemos, améis, amen. 
       ojalá lea, leas, lea, leamos, leáis, lean. 
       ojalá oia, oias, oia, oiamos, oiais, oian. 
       ojalá vaia, vaias, vaia, vaiamos, vaiais, vaian. 
       ojalá sea, seas, sea, seamos, seáis, sean. 
       ojalá aia, aias, aia, aiamos, aiais, aian. 


Subjuntivo

En el tiempo presente:

       como ame, ames, ame, amemos, améis, amen. 
       como lea, leas, lea, leamos, leáis, lean. 
       como oia, oias, oia, oiamos, oiáis, oian. 
       como vaia, vaias, vaia, vaiamos, vaiáis, vaian. 
       como sea, seas, sea, seamos, seáis, sean. 
       como aia, aias, aia, aiamos, aiáis, aian. 

En el passado no acabado:

       como amasse, amasses, amasse, amássemos, amássedes, amassen. 
       como leiesse, leiesses, leiesse, leiéssemos, leiéssedes, leiessen. 
       como oiesse, oiesses, oiesse, oiéssemos, oiéssedes, oiessen. 
       como fuesse, fuesses, fuesse, fuéssemos, fuéssedes, fuessen. 
       como fuesse, fuesses, fuesse, fuéssemos, fuéssedes, fuessen. 
       como oviesse, oviesses, oviese, oviésemos, oviéssedes, oviessen. 

En el mismo tiempo por rodeo:

       como amaría, amarías, amaría, amaríamos, amaríades, amarían. 
       como leería, leerías, leería, leeríamos, leeríades, leerían. 
       como oiría, oirías, oiría, oiríamos, oiríades, oirían. 
       como iría, irías, iría, iríamos, iríades, irían. 
       como sería, serías, sería, seríamos, seríades, serían. 
       como avría, avrías, avría, avríamos, avríades, avrían. 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       como aia amado, aias amado, aia amado, aiamos amado. 
       como aia leído, aias leído, aia leído, aiamos leído. 
       como aia oído, aias oído, aia oído, aiamos oído. 
       como aia ido, aias ido, aia,ido, aiamos ido. 
       como aia sido, aias sido, aia sido, aiamos sido. 
       como aia avido, aias avido, aia avido, aiamos avido. 

En el pasado más que acabado:

       como amara, amaras, amara, amáramos, amárades, amaran. 
       como leiera, leieras, leiera, leiéramos, leiérades, leieran. 
       como oiera, oieras, oiera, oiéramos, oiérades, oieran. 
       como fuera, fueras, fuera, fuéramos, fuérades, fueran. 
       como fuera, fueras, fuera, fuéramos, fuérades, fueran. 
       como oviera, ovieras, oviera, oviéramos, oviérades, ovieran. 

En el mismo tiempo por rodeo:

       como avría amado, avrías amado, avría amado, avríamos amado 
       como avría leído, avrías leído, avría leído, avríamos leído 
       como avría oído, avrías oído, avría oído, avríamos oído 
       como avría ido, avrías ido, avría ido, avríamos ido 
       como avría sido, avrías sido, avría sido, avríamos sido 
       como avría avido, avrías avido, avría avido, avríamos avido 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       como oviera amado, ovieras amado, oviera amado, oviéramos amado. 
       como oviera leído, ovieras leído, oviera leído, oviéramos leído. 
       como oviera oído, ovieras oído, oviera oído, oviéramos oído. 
       como oviera ido, ovieras ido, oviera ido, oviéramos ido. 
       como oviera sido, ovieras sido, oviera sido, oviéramos sido. 
       como oviera avido, ovieras avido, oviera avido, oviéramos avido. 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       como oviese amado, ovieses amado, oviese amado, oviésemos amado. 
       como oviese leído, ovieses leído, oviese leído, oviésemos leído. 
       como oviese oído, ovieses oído, oviese oído, oviésemos oído. 
       como oviese ido, ovieses ido, oviese ido, oviésemos ido. 
       como oviese sido, ovieses sido, oviese sido, oviésemos sido. 
       como oviese avido, ovieses avido, oviese avido, oviésemos avido. 

En el tiempo venidero:

       como amare, amares, amare, amáremos, amáredes, amaren. 
       como leiere, leieres, leiere, leiéremos, leiéredes, leieren. 
       como oiere, oieres, oiere, oiéremos, oiéredes, oieren. 
       como fuere, fueres, fuere, fuéremos, fuéredes, fueren. 
       como fuere, fueres, fuere, fuéremos, fuéredes, fueren. 
       como oviere, ovieres, oviere, oviéremos, oviéredes, ovieren. 

En el tiempo pasado por rodeo:

       como aia amado, aias amado, aia amado, aiamos amado. 
       como aia leído, aias leído, aia leído, aiamos leído. 
       como aia oído, aias oído, aia oído, aiamos oído. 
       como aia ido, aias ido, aia ido, aiamos ido. 
       como aia sido, aias sido, aia sido, aiamos sido, aiais sido. 
       como aia avido, aias avido, aia avido, aiamos avido, aiais avido. 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       como avré amado, avrás amado, avrá amado, avremos amado. 
       como avré leído, avrás leído, avrá leído, avremos leído. 
       como avré oído, avrás oído, avrá oído, avremos oído. 
       como avré ido, avrás ido, avrá ido, avremos ido. 
       como avré sido, avrás sido, avrá sido, avremos sido. 
       como avré avido, avrás avido, avrá avido, avremos avido. 

En el mismo tiempo por rodeo en otra manera:

       como oviere amado, ovieres amado, oviere amado, oviéremos amado. 
       como oviere leído, ovieres leído, oviere leído, oviéremos leído. 
       como oviere oído, ovieres oído, oviere oído, oviéremos oído. 
       como oviere ido, ovieres ido, oviere ido, oviéremos ido. 
       como oviere sido, ovieres sido, oviere sido, oviéremos sido. 
       como oviere avido, ovieres avido, oviere avido, oviéremos avido. 


Infinitivo

En el presente:

       amar, leer, oir, ir, ser, aver. 

En el passado por rodeo:

       aver amado, aver leído, aver oído, aver ido, aver sido, aver avido. 

En el venidero por rodeo:

       aver de amar, de leer, de oír, de ir, de ser, de aver. 

Los gerundios:

       amando, leiendo, oiendo, iendo, siendo, aviendo. 

Los participios:

       amado, leído, oído, ido, sido, avido. 

Los nombres participiales infinitos:

       amado, leído, oído, ido, sido, avido.

Capítulo quinto, de la formación del verbo, reglas generales

La mayor dificultad de la gramática, no solamente castellana, mas aun griega y latina, y de otro cualquier lenguaje que se hubiese de reducir en artificio, está en la conjugación del verbo, y en cómo se podrá traer por todos los modos, tiempos, números y personas. Para instrucción de lo cual es menester primeramente que pongamos alguna cosa firme de donde demostremos toda la diversidad que puede acontecer en el verbo. Y pareciónos que éste principalmente debía ser el presente del infinitivo, al cual otros llamaron nombre infinito. Lo primero, porque éste tiene mayor proporción y conformidad con toda la conjugación; después, porque lo primero que del verbo se ofrece a los que de otra lengua vienen a deprender la nuestra, es el presente del infinitivo; lo tercero, porque, como dijimos, de este mismo tiempo se toma la diversidad de las tres conjugaciones que tiene el castellano. Para el segundo fundamento de la conjugación ponemos la primera persona del singular del presente del indicativo, la cual podemos llamar primera posición del verbo, así como la primera posición del nombre es el nominativo. Estos dos fundamentos así presupuestos, daremos primeramente algunas reglas generales de la formación, las cuales limitaremos después en sus propios lugares. La primera regla sea que muchos verbos de los que tienen esta letra 'e' en la penúltima sílaba del presente del infinitivo la vuelven en 'ie' diptongo, y algunas veces en 'i' en ciertos lugares, como de perder 'pierdo'. La segunda regla sea que los verbos de la tercera conjugación que tienen 'e' en la penúltima sílaba del presente del infinitivo y la vuelven en 'i' en la primera posición del verbo, cuando en la conjugación se sigue otra 'i', volvemos la 'i' primera en 'e', como de pedir 'pido', 'pedimos'. La tercera regla sea que muchos verbos de los que tienen esta letra 'o' en la penúltima sílaba del presente del infinitivo, la vuelven en 'ue', sueltas y cogidas en una sílaba por diptongo, y algunas veces en esta letra 'u'. La cuarta regla sea que todos los verbos de la primera conjugación que acaban en 'co' o en 'go' la primera posición, cuando conjugando se sigue esta letra 'e', en lugar de la 'c' ponemos 'qu', y en lugar de la 'g', 'gu', como 'peco', 'pequé'; 'ruego', 'rogué'. La quinta regla sea que todos los verbos de la segunda conjugación que acaban en 'co' y tienen 'z' ante la 'co', cuando por razón de la conjugación la 'o' final se muda en 'e' o en 'i', echamos fuera la 'z', como 'crezco', 'creces', 'crecí'. La sexta regla sea que todos los verbos de la tercera conjugación que acaban en 'go', pierden la 'g' en todos los otros lugares, salvo en aquellos tiempos que se forman del presente del indicativo, como 'vengo', 'venía', 'vine'.


Capítulo sexto, de la formación del indicativo

La primera persona del singular del presente del indicativo acaba en 'o' en cualquier de las tres conjugaciones, y fórmase del presente del infinitivo, mudando -ar, -er, -ir, en 'o', como de amar, enseñar, 'amo', 'enseño'; de leer, correr, 'leo', 'corro'; de subir, escribir, 'subo', 'escribo'. Sácanse dos verbos, los cuales solos echaron esta persona en 'e': saber, 'sé'; haber, 'he', 'has', y los verbos de una sílaba, que, por ser tan cortos, algunas veces por hermosura añadimos 'i' sobre la 'o', como diciendo 'do', doy; 'vo', voy; 'so', soy; 'esto', estoy. Pero todos los verbos de la segunda y tercera conjugación que acaban en 'go', no siguen la proporción del infinitivo, mas antes salen en otra manera muy diversa, como de traer, 'traigo', 'traes'; de tener, 'tengo', 'tienes'; de poner, 'pongo', 'pones'; de hacer, 'hago', 'haces'; de valer, 'valgo', 'vales'; de yacer, 'yago', 'yaces'; de decir, 'digo', 'dices'; de venir, 'vengo', 'vienes'; de salir, 'salgo', 'sales'. Este verbo 'sigo', 'sigues', 'seguir', sigue la proporción regular de los otros; 'finjo' y 'rijo' y los otros de esta manera, derechamente salen de fingir y regir, sino que por la falta de las letras que dijimos en otro lugar, la 'i' consonante y la 'g' se corrompen algunas veces la una en la otra, como la 'c' en la 'qu' y la 'g', 'gu'. Eso mismo, los verbos de la tercera conjugación que tienen vocal ante de la -ir en el presente del infinitivo, forman la primera persona del presente del indicativo, mudando la 'r' final en 'o', como de embair, 'embayo'; de oir, 'oigo'; de huir, 'huyo'. Pero los que tienen 'e' ante de la -ir, perdieron la 'e' y retuvieron la 'i', como de reir, 'río'; de freir, 'frío'; de desleir, 'deslío'. Los verbos de la segunda conjugación que acabaron el presente del infinitivo en -ecer, como dijimos, forman la primera posición del verbo recibiendo 'z' ante de la 'c', como de obedecer, 'obedezco'; de crecer, 'crezco'; de agradecer, 'agradezco'. Y esto abasta para formar del infinitivo la primera posición del verbo, cuanto a la última sílaba. La penúltima, como dijimos en la primera y segunda regla, muchas veces se vuelve de 'e' en 'ie', como de pensar, 'pienso'; de perder, 'pierdo'; de sentir, 'siento'. Muchas veces se vuelve la 'e' en 'i' en los verbos de la tercera conjugación, como de pedir, 'pido'; de vestir, 'visto'; de gemir, 'gimo'. Eso mismo se vuelve en este lugar la 'o' en 'ue' diptongo, como de trocar, 'trueco'; de poder, 'puedo'; de morir, 'muero'. Vuélvese algunas veces la 'o' en 'u', como de mollir, 'mullo'; de polir, 'pulo'; de sofrir, 'sufro', y la 'u' en 'ue' diptongo, como de jugar, 'juego'. Todas las otras personas de este tiempo siguen la proporción de aquellos tres verbos que pusimos arriba por muestra de la conjugación regular. Mas habemos aquí de mirar que los verbos que mudaron la 'e' en 'ie' diptongo o en 'i', y los que mudaron la 'o' en 'ue' diptongo o en 'u', siguen la primera persona en la segunda y en la tercera persona del singular, y en la tercera persona del plural; mas en la primera y segunda persona del plural siguen la razón del infinitivo, como de pensar, 'pienso, piensas, piensa, pensamos, pensáis, piensan; de perder, 'pierdo, pierdes, pierde, perdemos, perdéis, pierden'; de sentir, 'siento, sientes, siente, sentimor, sentís, sienten'; de pedir, 'pido, pides, pide, pedimos, pedís, piden'; de trocar, 'trueco, truecas, trueca, trocamos, trocáis, truecan', aunque Juan de Mena, siguiendo la proporción del infinitivo, dijo en el principio de su Laberinto: 'Estados de gentes que giras y trocas, tus muchas falacias, tus firmezas pocas'; de poder, 'puedo, puedes, puede, podemos, podéis, pueden'; de morir, 'muero, mueres, muere, morimos, morís, mueren'; de mollir, 'mullo, mulles, mulle, mollimos, mollís, mullen'. Eso mismo habemos de notar que en la segunda persona del plural las más veces hacemos síncopa, y por lo que habíamos de decir 'amades', 'leedes', 'oídes', decimos 'amáis', 'leéis', 'oís'. El pasado no acabado del indicativo en la primera conjugación echa la primera persona en -aba, y fórmase del presente del infinitivo, mudando la 'r' final en 'ba', como de amar, 'amaba'; de enseñar, 'enseñaba'. En la segunda, mudando la 'er' final en 'ia', como de leer, 'leía'; de correr, 'corría'. En la tercera, mudando la 'r' final en 'a', como de oir, 'oía'; de sentir, 'sentía'. Sácanse dos irregulares: ser, 'era'; ir, 'iba'. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares. El pasado acabado del indicativo en la primera conjugación echa la primera persona en 'e', y fórmase del presente del infinitivo, mudando la -ar final en 'e', como de amar, 'amé'; de enseñar, 'enseñé'. Sácanse andar, que hace 'anduve', y estar, que hace 'estuve', y dar, que hace 'di', el cual solo verbo de la primera conjugación salió en 'i'. En la segunda conjugación echa la primera persona en 'i', y fórmase del presente del infinitivo, mudando la -er final en 'i', como de leer, 'leí'; de correr, 'corrí'. Sácanse algunos que salen en 'e', como de caber, 'cupe'; de saber, 'supe'; de poder, 'pude'; de hacer, 'hice'; de poner, 'puse'; de tener, 'tuve'; de traer, 'traje'; de querer, 'quise'; de ser, 'fue'; de placer, 'plugue'; de haber, 'hube'. En la tercera conjugación echa la primera persona en 'i', y fórmase del presente del infinitivo, quitando la -r final, como de oír, 'oí'; de huir, 'huí'; sácanse algunos que salen en 'e', como de venir, 'vine'; de decir, 'dije'; de ir, 'fue'. Todas las otras personas siguen la proporción de los tres verbos regulares, sacando 'anduve', 'anduviste', 'estuve', 'estuviste', 'di', 'diste', los cuales siguen la proporción de los verbos de la segunda y tercia conjugación. Eso mismo 'fue', 'fueste', que es pasado acabado común de 'ir' y 'ser', el cual solo, ni tiene 'a', como los de la primera conjugación, ni 'i', como los de la segunda y tercera. Este mismo tiempo dícese por rodeo en dos maneras: la una, con el presente del indicativo de este verbo 'he', 'has' y con el nombre participial infinito; la otra, con el pasado acabado de este mismo verbo 'he', 'has' y con el mismo nombre participial infinito, y así decimos 'yo he amado', 'yo hube amado'. El pasado más que acabado dícese por rodeo del pasado no acabado de este verbo 'he', 'has' y del nombre participial infinito; y así decimos 'yo había amado'. El venidero del indicativo dícese por rodeo del presente del infinitivo y del presente del indicativo de este verbo 'he', 'has'; y así decimos 'yo amaré', como si dijésemos 'yo he de amar'. Mas habemos aquí de notar que algunas veces hacemos cortamiento de letras o transportación de ellas en este tiempo, como de saber, 'sabré', por 'saberé'; de caber, 'cabré', por 'caberé'; de poder, 'podré', por 'poderé'; de tener, 'terné', por 'teneré'; de hacer, 'haré', por 'haceré'; de querer, 'querré', por 'quereré'; de valer, 'valdré', por 'valeré'; de salir, 'saldré', por 'saliré'; de haber, 'habré', por 'haberé'; de venir, 'vendré', por 'veniré'; de decir, 'diré', por 'deciré'; de morir, 'morré', por 'moriré'. Reciben eso mismo cortamiento en la segunda persona del plural, como decíamos que lo recibía el presente, y así decimos 'amaréis vos', por 'amaredes vos'.


Capítulo séptimo, del imperativo

El imperativo no tiene primera persona del singular, y forma la segunda persona del presente del singular, quitando la 's' final de la segunda persona del singular del presente del indicativo, como de amas, 'ama'; de lees, 'lee'; de oyes, 'oye'. Pero algunos verbos hacen cortamiento y apócopa del fin, como estos: pongo, pones, pon, por 'pone'; hago, haces, haz, por 'hace'; tengo, tienes, ten, por 'tiene'; valgo, vales, val, por 'vale'; digo, dices, di, por 'dice'; salgo, sales, sal, por 'sale'; vengo, vienes, ven, por 'viene'. Voy, vas, hacemos 've', y siguiendo la proporción 'vai', añadiendo 'i', por la razón que dijimos en la primera persona del singular del presente del indicativo; y así de soy, eres, 'sé', añadiendo algunas veces 'i', por la misma razón. Las terceras personas del singular, y las primeras y terceras del plural, son semejantes a aquellas mismas en el tiempo venidero del optativo. Las segundas personas del plural fórmanse mudando la 'r' final del infinitivo en 'd', como de amar, 'amad'; de leer, 'leed'; de oír, 'oíd'. Mas algunas veces, hacemos cortamiento de aquella 'd', diciendo 'amá', 'leé', 'oí'.


Capítulo octavo, del optativo

El presente del optativo en los verbos de la primera conjugación fórmase del pasado acabado del indicativo, mudando la 'e' final en 'ase', como de amé, amase; de enseñé, enseñase. Sácanse anduve, que hace anduviese; y estuve, estuviese; y di, diese. Los de la segunda y tercera conjugación que acabaron el pasado acabado en 'i', reciben sobre la 'i', 'ese', como de leí, 'leyese'; de oí, 'oyese'. Pero los que hicieron en 'e', mudan aquella 'e' final en 'iese', como de supe, 'supiese'; de dije, 'dijiese', o 'dijese', como de fue hicimos 'fuese', quizá porque no se encontrase con el presente del optativo de este verbo 'huyo', 'huyese'. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares. El pasado del optativo en la primera conjugación fórmase del pasado acabado del indicativo, mudando la 'e' final en 'ara', como de amé, 'amara'; de enseñé, 'enseñara'. Sácanse anduve, que hace 'anduviera'; y estuve, 'estuviera'; y di, 'diera'. En la segunda y tercera conjugación, los que acabaron el pasado acabado en 'i', reciben sobre la 'i', 'era', como de leí, 'leyera'; de corrí, 'corriera'. Pero los que hicieron en 'e', mudando aquella 'e' final en 'iera', como de supe, 'supiera'; de dije, 'dijiera', o 'dijera', como de 'fue' hicimos 'fuera'. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares. Este mismo tiempo dícese por rodeo en dos maneras: la primera, con el mismo tiempo pasado de este verbo 'he', 'has' y el nombre participial infinito; la segunda, con el presente del mismo optativo y el nombre participial infinito; y así decimos 'oh si hubiera, hubiese amado'. El venidero del optativo en la primera conjugación fórmase mudando la 'o' final del presente del indicativo en 'e', como de amo, 'ame'; de enseño, 'enseñe'. En la segunda y tercera conjugación, mudando la 'o' final en 'a', como de leo, 'lea'; de oigo, 'oiga'. Sácanse: de sé, 'sepa'; de cabo, 'quepa'; de soy, 'sea'; de he, 'haya'; de plago, 'plega'; de voy, 'vaya'. Eso mismo habemos aquí de mirar que los verbos de la tercera conjugación, mudan la 'ie' en 'i', en la primera y segunda persona del plural; y así decimos de sienta, 'sientas', 'sienta', 'sintamos', 'sintáis', 'sientan'. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares.


Capítulo noveno, del subjuntivo

El presente del subjuntivo en todas las cosas es semejante al futuro del optativo. El pasado no acabado del subjuntivo tiene semejanza con el presente del optativo en el segundo seso. Mas el primero dícese por rodeo del presente del infinitivo y del pasado no acabado del indicativo de este verbo 'he', 'has', como 'amaría', 'leería', 'oiría'. Mas habemos aquí de notar que hacemos en este tiempo cortamiento o trasportación de letras en aquellos mismos verbos en que los hacíamos en el tiempo venidero del indicativo, como de saber, 'sabría', por 'sabería'; de caber, 'cabría', por 'cabería'; de poder, 'podría', por 'podería'; de tener, 'ternía', por 'tenería'; de hacer, 'haría', por 'hacería'; de querer, 'querría', por 'querería'; de valer, 'valdría', por 'valería'; de haber, 'habría', por 'habería'; de salir, 'saldría', por 'saliría'; de venir, 'vernía', por 'veniría'; de decir, 'diría', por 'deciría'; de morir, 'moría', por 'moriría'. Reciben eso mismo algunas veces cortamiento de esta letra 'a' en la segunda persona del plural, y así decimos 'amarides', por 'amaríades'; 'leerides', por 'leeríades'; 'oirides', por 'oiríades'. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares. El pasado acabado del subjuntivo dícese por rodeo del presente del mismo subjuntivo de este verbo 'he', 'has' y del nombre participial infinito, y así decimos 'como haya amado'. El pasado más que acabado del subjuntivo en todo es semejante al pasado del optativo, y allende puédese decir en otra manera, por rodeo del pasado no acabado del mismo subjuntivo de este verbo 'he', 'has' y el nombre participial infinito, y así decimos 'como yo amara, hubiera, hubiese, habría amado'. El venidero del subjuntivo en los verbos de la primera conjugación fórmase del pasado acabado del indicativo, mudando la 'e' final en 'are', como de amé, 'amaré'; de enseñé, 'enseñaré'. Sácase anduve, que hace 'anduviere'; estuve, que hace 'estuviere'; di, que hace 'diere'. Los de la segunda y tercera conjugación, que acabaron el pasado acabado en 'i', como de leí, 'leyere'; de oí, 'oyere'. Pero los que hicieron en 'e', mudan aquella 'e' en 'iere', como de supe, 'supiere'; de dije, 'dijiere' o 'dijere', como de fue dijimos 'fuere'. La segunda persona del plural puede recibir cortamiento de esta letra 'e', que por 'amáredes', 'leyéredes', 'oyéredes', decimos 'amardes', 'leyerdes', 'oyerdes'. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares. Dícese este mismo tiempo por rodeo en tres maneras: por el venidero del indicativo de este verbo 'he', 'has', y por el presente y venidero del mismo subjuntivo de este verbo 'ha', 'has', y así decimos: como yo amare, habré amado, haya amado, hubiere amado.


Capítulo décimo, del infinitivo

Así como del infinitivo formábamos la primera posición del verbo, así ahora, por el contrario, de la primera posición del verbo enseñemos a formar el infinitivo. Así que en la primera conjugación fórmase de la primera persona del singular del presente del indicativo, mudando la 'o' final en 'ar'; en la segunda, la 'o' final en 'er'; en la tercera, la 'o' final en 'ir', como de amo, 'amar'; de leo, 'leer'; de abro, 'abrir'. Pero esta regla ha se de limitar, haciendo excepción de los verbos que sacamos cuando dábamos regla de formar el presente del indicativo. El pasado del infinitivo dícese por rodeo del presente del mismo infinitivo de este verbo 'he', 'has', y del nombre participial infinitivo, y así decimos: haber amado, haber leído, haber oído. El venidero del infinitivo dícese por rodeo de algún verbo que signifique esperanza o deliberación, y del presente del mismo infinitivo, y así decimos: espero amar, pienso leer, entiendo oír.


Capítulo undécimo, del gerundio, participio y nombre participial infinito

El gerundio, en la primera conjugación fórmase del presente del infinitivo, mudando la 'r' final en 'n', y añadiendo 'do', como de amar, 'amando'; de enseñar, 'enseñando'. En la segunda conjugación, mudando la 'er' final en 'iendo', como de leer, 'leyendo'; de correr, 'corriendo'. En la tercera conjugación, mudando la 'r' final en 'endo', como de oír, 'oyendo'; de sentir, 'sintiendo'. El participio del presente fórmase en la primera conjugación, mudando la 'r' final en 'n', y añadiendo 'te', como de amar, 'amante'; de enseñar, 'enseñante'. En la segunda conjugación, mudando la 'er' final en 'iente', como de leer, 'leyente'; de correr, 'corriente'. En la tercera, mudando la 'r' final en 'iente', como de oir, 'oyente'; de vivir, 'viviente'. El participio del tiempo pasado en la primera y tercera conjugación fórmase del presente del infinitivo, mudando la 'r' final en 'do', como de amar, 'amado'; de oír, 'oído'. En la segunda conjugación, mudando la 'er' final en 'ido', como de leer, 'leído'; de correr, 'corrido'. El participio del tiempo venidero, en todas las conjugaciones fórmase del presente del infinitivo, mudando la 'r' final en 'dero', como de pasar, 'pasadero'; de hacer, 'hacedero'; de venir, 'venidero'. El nombre participial infinito es semejante al participio del tiempo pasado substantivado en esta terminación 'do', sino que no tiene géneros, ni números, ni casos, ni personas. Pero pocos verbos echan el participio del tiempo pasado y el nombre participial infinito en otra manera, como de poner, 'puesto'; de hacer, 'hecho'; de decir, 'dicho'; de morir, 'muerto'; de ver, 'visto', aunque su compuesto 'proveer' no hizo 'provisto', sino 'proveído'; de escribir, 'escrito'.


DEO GRACIAS

Acabose este tratado de gramática que nueva mente hizo el maestro Antonio de Lebrija sobre la lengua castellana. En el año del Salvador de mil e ccccxcij. a xviij de agosto. Empresso en la mui noble ciudad de Salamanca.



Índice: Primer libro | Segundo libro | Tercer libro | Cuarto libro | Quinto libro

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.9/5 (8 votos)