Capilla de San José (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Fachada de la capilla de San José en Sevilla.

La capilla de San José de Sevilla se encuentra en el corazón del casco histórico de la ciudad, en la calle Jovellanos, situada entre las calles Sierpes y Tetuán, dos de sus vías más transitadas y comerciales.

Contenido

Historia

Fue levantada por el gremio de carpinteros, lo cual le llevó a un sonado pleito con el de arquitectos, pues un carpintero no tenía autorización para hacer los planos de una edificación. Realizada en dos etapas, entre los años 1699 y 1766, sus trazas y su construcción se deben a la intervención sucesiva de dos grandes maestros de la época: Pedro Romero, que levanta el núcleo principal de la nave, y Esteban Paredes, que se ocupa de la Capilla Mayor y la portada de los pies.

Bien de interés cultural, sus valores arquitectónicos y artísticos fueron muy pronto reconocidos y valorados oficialmente, ya que su catalogación como monumento fue publicado por La Gaceta de Madrid en el año 1912[1].

Está a cargo de la Orden Franciscana.

Capilla

Se trata de una pequeña y singular iglesia de planta rectangular, que se configura en planta mediante una sola nave con un pequeño crucero.

Portadas

Detalle de la portada, San José.
Portada lateral.

Su portada de los pies es muy vistosa y espectacular. Estrecha y de poca altura, está realizada toda ella en ladrillo tallado y organizada en dos cuerpos; profusamente decorada con elementos de azulejería y esculturas siguiendo los cánones barrocos del momento, donde sobresale la hornacina central realizada según diseño del año 1716 de Lucas Valdés, y que aloja la imagen de su titular, San José.

En la portada lateral, también de marcado acento barroco en su diseño y decoración, destaca la representación de los «Desposorios de la Virgen» en la hornacina que corona la puerta. En esta fachada lateral existe un reloj de sol en igual estilo a la puerta.

Interior

Interiormente la capilla se cubre en su nave con bóveda de cañón con lunetos, mientras que la capilla mayor lo hace mediante una cúpula de planta elíptica que se remata por una linterna ciega. A lo largo de sus muros presenta interesantes retablos barrocos y pinturas murales del mismo siglo XVIII.

Referencias

  1. La Gaceta de Madrid, 1912.

Entradas relacionadas

Mapa de situación

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.7/5 (10 votos)